Sabado 20 de Diciembre de 2014 Colima,Col., México
El Comentario

En Encabezado
En Resumen
En Texto Completo

U de C, sin adeudo en sus obligaciones: Nande Mercado

Autor: Jorge Vega
Lugar:
Publicado: 2012-03-15
Hora: 01:12:26

*“Los trabajadores pueden estar tranquilos en el sentido de que en ningún momento habrá recorte de personal o una reingeniería. En eso pueden estar plenamente tranquilos, y que quede bien claro, nosotros no vamos a despedir a nadie; al contrario, estamos conscientes de que todos, en esta gran b

FOTOUCOL.JPGJosé Concepción Nande Mercado no es un hombre de reflectores. Por eso, como tesorero general de la Universidad de Colima, antes que acudir a los medios decidió ir personalmente a los campus para explicarles a los trabajadores la situación económica y financiera que vive en estos momentos la institución.

 

Sin embargo, ante dos notas aparecidas en la primera plana de un periódico local, consideró necesario hacer algunas precisiones. Dijo, en entrevista realizada en su oficina, que las visitas que está realizando a los trabajadores de la institución son para explicarles, con documentos probatorios, qué ha ocurrido con temas como FONACOT, INFONAVIT, IMSS o el SAR, principalmente.

 

“Queremos –dijo–, que el trabajador y toda la comunidad universitaria tengan la confianza de que nosotros estamos muy atentos a todas sus necesidades, porque por allí se soltó el rumor de que la Universidad dejó de hacer algunos pagos, por eso quisimos ir a informarles, con documentos, que todos esos pagos se han estado haciendo”.

 

Reconoció también que a veces la institución se atrasa con esos pagos, pero que siempre cumple con sus compromisos. “Se atrasa porque la prioridad número uno que tiene esta casa de estudios son sus trabajadores: el pago de su salario y de las prestaciones”. Pero insistió: “en todas nuestras obligaciones, IMSS, INFONAVIT, SAR y FONACOT, no tenemos en absoluto ningún adeudo”.

 

 

Problema mundial

 

Nande Mercado comentó que la situación que vive la Universidad de Colima, al recibir cada año menos presupuesto, no es privativa de esta institución sino que ocurre en todo el país y el mundo. El gobierno, añadió, en los últimos años da a las universidades un aumento muy por debajo de la inflación.

 

Por eso, dijo, “tenemos que hacer malabares con los recursos para que ajusten, sin olvidar que la prioridad número uno es el sustento de los sueldos y las prestaciones, y en esas reuniones me he comprometido personalmente, que en el tiempo que dure en el puesto, tanto el sueldo como las prestaciones estén seguros. Lo demás, cómo hacerme de recursos y hacer que ajusten, es mi trabajo y mi responsabilidad”.

 

Aclaró que las reuniones a las que acude “son de trabajo, privadas, y muy similares a las que cualquier organismo público tiene derecho a realizar”. Al ser reuniones privadas, añadió, no solicitaron la presencia de ningún medio. “En lo personal, soy un funcionario que no me gustan los reflectores ni me estoy proyectando para nada que no sea el trabajo y el servicio a mis compañeros”.

 

 

Sin despidos

 

“La preocupación de la actual administración, y que nosotros compartimos –dijo– es que el trabajador, si bien su sueldo no es muy elevado, esté bien, porque ésta es una casa de estudios reconocida incluso internacionalmente gracias al trabajo de cada uno de nosotros. Esta labor no es de uno solo, sino de todos los trabajadores de la Universidad”.

 

Por eso aclaró: “Los trabajadores pueden estar tranquilos en el sentido de que en ningún momento habrá recorte de personal o una reingeniería. En eso pueden estar plenamente tranquilos, y que quede bien claro que nosotros no vamos a despedir a nadie; al contrario, estamos conscientes de que todos, en esta gran barco que es la institución, vamos a continuar y seguir contribuyendo a su desarrollo”.

 

Las prestaciones, agregó, “no están en peligro, nunca van a estar en peligro y por una sola razón: están dentro del contrato colectivo, y yo nunca voy a cuestionar lo que está dentro de ese contrato, al contrario, tenemos que cumplirlo y lo vamos a cumplir. ¿Cómo vamos a cumplirlo? Trabajando, pero que nos dejen trabajar”.

 

 

Sobre las críticas

 

Para el tesorero general, “hay personas que trabajan así, agrediendo siempre a una institución de la cual se sirven. Que se sirven de ella y no la sirven. Respeto sus puntos de vista, pero no estoy de acuerdo en que ataquen a una institución tan seria y prestigiada, y que no se merece eso. Aquí lo que interesa es el desarrollo de la institución y que la gente siga trabajando como hasta ahora, dando el 120 por ciento”.

 

Agregó: “Veo con mucho coraje, como persona, como profesionista, con la ética que me formó la Universidad (pues soy orgullosamente egresado de esta casa de estudios), que en esas notas periodísticas no aparece quién es el autor o quién les dio esa información. ¿Por qué no aparecen esos detalles?, ¿por qué no tienen el valor civil? Es fácil ocultarse tras una declaración, tras un periódico o el llamado derecho a la información. Como dije en una reunión, esto es de la Universidad, debe ser tratado por los universitarios y nadie más debe verlo, pero si alguien considera que deben difundirlo a otros niveles, pues que dé la cara”.

 

 

Transparencia

 

Aclaró que “la transparencia de los recursos es la prioridad que tiene la Tesorería, ya que son recursos de la sociedad”. Habló de las revisiones mensuales, trimensuales y anuales que ellos tienen, tanto en lo interno como en lo externo, y añadió que las auditorías que se han hecho últimamente a la institución, “reflejan que la Universidad trabaja con transparencia y que todos los recursos son bien aplicados”.

 

Esto, dijo, es lo que dice también en las reuniones.

 

 

Relaciones de respeto

 

Con el gobierno, aclaró Nande Mercado, “la Universidad se ha preocupado por mantener relaciones de respeto, de una comunicación diaria, de unidad. No debemos de olvidar que la nuestra es la institución de educación superior número uno en el estado. El prestigio que tiene el gobierno, en buena parte es gracias al que ha ganado la Universidad. Muchos avances científicos, tecnológicos y culturales son gracias a nuestra institución. Así que las relaciones Gobierno del Estado-Universidad son de lo mejor, sin problemas”.

 

En este sentido, reconoció que es a partir de la administración que encabeza Mario Anguiano que el pago del subsidio a la Universidad se ha hecho puntualmente, antes del día quince de cada mes, no como en anteriores administraciones, que lo mismo podía ser el cinco o seis que el treinta, aunque siempre dentro del mismo periodo.

 

Con el Sindicato Único de Trabajadores de la Universidad de Colima (SUTUC), dijo, “la relación institucional también es de respeto”.

 

 

Contra el paternalismo

 

Nande Mercado no está de acuerdo con las administraciones paternalistas, que él define como “estirar la mano y pedir recursos”. Los tiempos, dijo, han cambiado. Y ahora que son “épocas de vacas flacas, pido a los compañeros universitarios esa comprensión, ese apoyo, esa unidad a la situación económica que está viviendo no nada más la Universidad, sino que se vive a nivel mundial”.

 

Él propone empezar a cobrar algunos servicios, como la renta de inmuebles, y que los universitarios o egresados colaboren, con lo que puedan o quieran, con la institución.

 

 

Los salarios están blindados

 

Por último, dijo que los universitarios por lo único que deben preocuparse es por hacer lo que ya saben, esto es, “trabajar, y el trabajo no se va a parar, la Universidad va a seguir adelante; esta situación es temporal y mundial, pero pueden estar tranquilos, no va a pasar nada, todos seguimos trabajando y cada quincena van a seguir recibiendo su sueldo, su quincena está perfectamente protegida; como dicen actualmente, está blindada, así como sus prestaciones”.

 

Los universitarios, insistió, “deben estar tranquilos; la Universidad tiene rumbo y tiene un gran capitán, y los remeros, que somos nosotros, siempre estamos remando para el mismo rumbo, hacia el horizonte o punto que marca el rector Miguel Ángel Aguayo López, y no lo hacemos sólo porque él sea el rector sino por convicción, porque estamos realmente convencidos de que el rumbo que debe seguir la Universidad es el del trabajo”.

 

El trabajador, insistió, “debe estar tranquilo porque todo a lo que tiene derecho se le va a dar, a cumplir, y no porque el tesorero quiera sino porque ése es uno de los grandes compromisos que asumió el rector cuando tomó la administración actual, de vigilar por el bienestar pleno de los trabajadores, y en ese compromiso les ha cumplido, les va a cumplir y les seguirá cumpliendo”.