Martes 23 de Mayo de 2017 Colima,Col., México
El Comentario

En Encabezado
En Resumen
En Texto Completo

“No renunciaré”, afirma el presidente de Brasil

Notimex
Publicado: 2017-05-19
Hora: 00:10:29

El presidente de Brasil, Michel Temer, negó que vaya a dimitir y, con un visible tono de ira, rechazó haber cometido cualquier irregularidad

Mundo 1.jpgRío de Janeiro, 18 May (NOTIMEX).- El presidente de Brasil, Michel Temer, negó que vaya a dimitir y, con un visible tono de ira, rechazó haber cometido cualquier irregularidad, en un primer pronunciamiento tras la revelación de que habría participado en una trama corrupta y apoyó la compra del silencio de un parlamentario condenado.

“No renunciaré, sé lo que hice y sé la corrección de mis actos. Exijo una investigación plena y muy rápida”, dijo Temer, en un rápido pronunciamiento televisado desde el Palacio del Planalto, sede de la presidencia de Brasil.

“En ningún momento autoricé que se pagase a nadie para estar callado. No tengo nada que esconder. Siempre honré mi nombre”, agregó Temer, en referencia a una grabación realizada por el empresario Joesley Batista, de la empresa JBS, en la que el mandatario le incita supuestamente a continuar pagando propina a Eduardo Cunha, expresidente del Congreso condenado a 15 años de cárcel por corrupción.

Temer, cuyo gobierno está más debilitado que nunca tras el anuncio de varios ministros de que abandonará el Ejecutivo si no sale del poder, justificó su permanencia por el avance de la economía, que según él está saliendo de la recesión.

El presidente, cuya investigación por obstrucción a la Justicia fue autorizada este jueves por el Supremo Tribunal Federal (STF), pidió una investigación rápida y exigió acceso a las grabaciones realizadas, según él, “clandestinamente” cuando conversaba en marzo con Batista, dueño de la mayor exportadora de carne del mundo.

En los audios -que todavía no fueron publicados- Temer apoyaría la compra del silencio de Eduardo Cunha, ‘verdugo’ político de Dilma Rousseff, y también indicaría a un diputado como mediador para negociar propina a cambio de favores políticos prestados a JBS.

Seguimientos posteriores de la policía federal brasileña confirmaron que el diputado indicado por Temer se reunió con representantes de JBS y recibió dos pagos de 500 mil reales (unos 165 mil dólares), como inicio de un soborno que, en el plazo de 20 años, debía superar los 150 millones de dólares.

Filtraciones publicadas este día por el diario O Globo, el primero en revelar la exclusiva, aseguran que Temer habría ofrecido a JBS cargos para hombres de su confianza en instituciones como el Banco Central, la Hacienda brasileña o el Cade, una institución que supervisa el cumplimiento del libre mercado en Brasil.

Tres parlamentarios presentaron en el Legislativo sendas peticiones de apertura de juicio político contra Temer tras las revelaciones de la víspera, mientras varios de sus ministros dijeron que saldrán del Ejecutivo si no renuncia.

La oposición de izquierda pide su renuncia y la convocación de elecciones presidenciales, pero la Constitución brasileña no permite actualmente esa posibilidad.

 

Brasileños exigen en las calles la renuncia

 

Río de Janeiro, 18 May (NOTIMEX).- En un clima de profunda crisis política y de hundimiento de la bolsa, miles de manifestantes salieron a las calles de varias ciudades de Brasil para exigir la renuncia del presidente Michel Temer, poco después de que el mandatario rechazara públicamente su dimisión.

Sao Paulo, Río de Janeiro y varias ciudades del noreste del país registraban manifestaciones la noche del jueves, mientras a las puertas del Palacio del Planalto, la sede presidencial, cientos de inconformes comenzaron a congregarse al grito de “¡Fuera Temer!”. Los manifestantes exigen la renuncia de Temer y la convocatoria a elecciones presidenciales.

Las revelaciones de corrupción contra Temer provocaron un terremoto en Brasil, con tres pedidos de juicio político a Temer y la amenaza de que parte de los partidos políticos de la coalición gubernamental retiren su apoyo al mandatario, mientras la Bolsa de Sao Paulo y la moneda brasileña se hundieron.

El principal índice del parqué paulista cayó 8.79 por ciento, mientras el real se depreció un 8.06 por ciento frente al dólar, a pesar de la intervención del Banco Central para evitar la volatilidad.