Martes 23 de Mayo de 2017 Colima,Col., México
El Comentario

En Encabezado
En Resumen
En Texto Completo

Investiga Cdhec detención de jóvenes por parte de policías de La Villa

Autor: Francis Bravo
Lugar: Colima
Publicado: 2017-05-19
Hora: 01:35:24

Investiga la Comisión de Derechos Humanos del estado de Colima actuación de policías municipales de Villa de Álvarez en la reciente detención de jóvenes

Investiga la Comisión de Derechos Humanos del estado de Colima actuación de policías municipales de Villa de Álvarez en la reciente detención de jóvenes, quienes aparentemente sólo caminaban por la calle y fueron subidos a una patrulla de manera arbitraria.

El presidente de la Comisión de Derechos Humanos del estado de Colima, Sabino Hermilo Flores Arias, expresó que este caso, que circuló a través de las redes sociales, en donde en un video se aprecia cómo unos jóvenes son detenidos en la vía pública, sin motivo aparente, por policías municipales de Villa de Álvarez, se investiga por oficio y se solicitará el informe correspondiente a la autoridad municipal.

Explicó que, antes de intervenir, se vio que hubiera un derecho humano en juego y violentado por alguna autoridad o servidor público, lo cual sucedió al tratarse de la privación de la libertad de unos jóvenes que estaban siendo subidos a una patrulla de policía con trato indigno por parte de los agentes policiacos, por lo que se inició oficiosamente la queja.

El ombudsman colimense explicó que la policía puede marcar el alto a una persona que vaya transitando por la calle, ya sea en vehículo o caminando, siempre y cuando haya alguna denuncia, o esté realizando un operativo en busca de alguien que haya cometido algún delito; sin embargo, se debe hacer un interrogatorio antes de subirlo a la patrulla, lo cual, en el video no se ve que se haya hecho al detener a los jóvenes.

“Ciertamente los elementos de la policía tienen una función que cumplir, que es brindarnos seguridad a todas y todos los colimenses; sin embargo, el ejercicio de esa atribución no puede ser arbitrario ni puede ser abusivo, sino debe obedecer a una graduación, en tanto al acto de molestia que se va a ejercer contra algún ciudadano”, indicó.

En principio, dijo Flores Arias, debe de estar justificado el acto de molestia, que puede ser marcándole el alto a alguien que va transitando tranquilamente por la banqueta. Probablemente se haya reportado algún robo o alguna otra situación irregular y los elementos policiacos estén en el desarrollo de un operativo tendiente a lograr la ubicación de algún presunto autor de algún delito, pero tiene que estar justificado ese acto de molestia.

Detalló que una vez que la persona hace alto, se debe iniciar un interrogatorio y en función de lo que vaya aconteciendo, si se hace necesario, proceder a una revisión por si trae arma de fuego o posee alguna sustancia prohibida, y sólo en caso de que se le encuentre el producto de algún delito y que la policía tenga datos al respecto, puede proceder a la detención.

“Todos esos actos deben estar sujetos al uso racional de la fuerza pública para los efectos de que el elemento policial cumpla con su deber”, expuso.

Finalmente el ombudsman colimense invitó a los jóvenes detenidos y a sus padres a acudir a la Comisión de Derechos Humanos del estado de Colima para aportar más elementos y se haga una rápida investigación.