Opinión

EDITORIAL: 1 de febrero

La Universidad de Colima regresa a clases presenciales para asegurar la continuidad del aprovechamiento académico de nuestros alumnos y alumnas. A ellos y ellas, nuestra razón de ser como institución, se les debe de garantizar su derecho a la educación superior en las mejores de las condiciones.

El regreso a clases en la Universidad de Colima está sustentado en la decisión del Gobierno federal de declarar a la educación, en todos sus niveles, una actividad esencial y altamente prioritaria para el desarrollo y crecimiento del país. Por ello, nuestras actividades serán preferentemente presenciales, aunque se tendrá muy en cuenta la posibilidad de utilizar la mediación tecnológica en nuestros procesos educativos en los casos en que se requiera.

La capacitación para prevenir y evitar la propagación del Covid-19 entre la comunidad universitaria se encuentra muy presente. La Máxima Casa de Estudios de la entidad ha actuado para ello con mucha responsabilidad. Nuestros protocolos, lineamientos y estrategias son prueba de ello. Ese material es resultado del trabajo continuado y arduo de áreas muy específicas de la UdeC, para poder ofrecer confianza y seguridad a alumnos, docentes y trabajadores.

Es necesario considerar que en todos los espacios de la Universidad de Colima se deben respetar y cumplir las medidas contra el Covid-19, como el uso de cubrebocas, los espacios ventilados, la sana distancia y aplicar constantemente el gel antibacterial. Debemos observar un comportamiento responsable que implica, por ejemplo, aislarse en caso de presentar síntomas.

No es razón menor destacar que la vacunación entre los miembros de la comunidad universitaria ha tenido éxito. Una gran parte de las y los estudiantes, maestros, trabajadores y directivos, cuentan con su dosis inicial o de refuerzo de la vacuna contra el coronavirus Covid-19. De los 15 años en adelante, los universitarios están protegidos.

Nuestro Rector Christian Jorge Torres Ortiz Zermeño lo ha dicho: la educación superior en general, y la Universidad de Colima en particular, no puede seguir aplazando el regreso a clases presenciales.

En el programa quincenal transmitido por Universo 94.9, emisora de la Universidad de Colima, el Rector resaltó que, en este regreso a las aulas, “sabemos que no es el mejor escenario debido a un incremento de contagios en las últimas semanas por la variante Ómicron, pero tampoco podemos seguir esperando un mejor momento porque eso repercutiría de manera directa en la formación de nuestros estudiantes, particularmente en los aprendizajes prácticos”.

Por todo lo anterior, este 1 de febrero, la fecha de nuestro regreso, pedimos a estudiantes y padres de familia, que reafirmen su confianza en la Universidad de Colima. Juntos podremos seguir adelante.

Print Friendly, PDF & Email
Mira también
Cerrar
Botón volver arriba