Universitarias

Abordan percepciones de neurodiversidad en las disposiciones del Estado

Como parte de las actividades de la conferencia final del Proyecto ENTENDER en México: “Neurodiversidad en educación superior: desafíos y oportunidades”, que se realizó hace unos días en la Universidad de Colima, se dictó la conferencia “Comportamiento incontrolable: cuestionando las percepciones de neurodiversidad dentro de las disposiciones estatales”, a cargo de Sam Grant, estudiante de doctorado de la Universidad de Coventry, Reino Unido.

Como parte de la metodología de su estudio, dijo que se enfocó en las siguientes partes: la crítica de la ideología y la práctica estatal; análisis de la provisión estatal sobre la neurodiversidad e investigación del autismo, y la práctica estética y teoría cultural.

Sam Grant destacó que, al hablar de la parte gubernamental como estructuras de democracia y libertad de expresión, dijo que “la libertad de la política existe porque de forma colectiva nos hemos puesto de acuerdo, y esto es importante de recordar, porque cuando pensamos que no podemos cambiar la política, hay que recordar que somos la política que proviene de nuestras decisiones personales”.

Además, expuso que en la escuela enseñan a socializar y a relacionarse, además de las competencias básicas del aprendizaje, pero que “el aparato del Estado dice que hay castigos para aquellas estructuras que no se comportan de acuerdo con lo anterior; es decir, bajo las creencias ya establecidas”.

Esto, opinó, lleva a un conflicto entre padres y autoridades locales: “Hay que decidir qué tipo de cuidados queremos para niños y adultos con autismo, y para ello los padres llegan a mentir a las autoridades porque sienten que hay una relación antagónica entre las personas que deben proporcionar el cuidado”.

De las investigaciones de autismo, resaltó la habilidad de reconocer a otras personas y sus estados emocionales; “estas investigaciones han cambiado en los últimos años a través de la empatía; esto significa que los autistas no se desconectan de los otros”, comentó.

Por último, destacó la importancia de que padres, educadores y autoridades “generen políticas mejor orientadas a la solución de los problemas, ya que en lugar de proporcionar el apoyo adecuado, en la educación se utilizan las estructuras disciplinarias”.

Cabe mencionar que el Proyecto ENTENDER es cofinanciado por el Programa Erasmus+ de la Unión Europea y liderado por la Universidad de Coventry (Reino Unido). En él participan 9 socios internacionales, de los cuales la UdeC es uno de ellos.

Botón volver arriba