México

Absuelve la SFP de Chihuahua a César Duarte en caso de peculado

La Secretaría de la Función Pública de Chihuahua (SFP) absolvió de un presunto peculado de 6 millones de pesos al ex Gobernador ex priista César Duarte y a 2 de sus ex colaboradores, 1 de ellos fallecido en el Cereso.

Juan Carlos Mendoza, abogado de Duarte, informó que el pasado 14 de noviembre, la Secretaría de la Función Pública emitió su resolución definitiva sobre el Procedimiento Administrativo P.A.D. 002/2019, el cual quedó sin efectos y por lo tanto libre de responsabilidades por una denuncia presentada contra Duarte y sus ex colaboradores Mireya García Medina y José Lázaro Joaquín López Ramírez.

Según lo difundido por el diario Reforma, el ex mandatario y los ex funcionarios estaban incluidos en el mismo procedimiento administrativo.

López Ramírez se desempeñó en la administración de Duarte como director del Fideicomiso Estatal para el Fomento de las Actividades Productivas del Estado de Chihuahua (FIDEAPECH) y García Medina como contadora del organismo.

El 26 de agosto de 2020, López Ramírez murió por Covid-19 mientras se encontraba recluido en el Cereso Estatal número 1, en el municipio de Aquiles Serdán, cuando enfrentaba un proceso penal por el presunto peculado de 6 millones, ya que además de la denuncia presentada ante la Secretaría de la Función Pública, también se interpuso ante la Fiscalía General del Estado, cuya carpeta se judicializó y fue detenido el 30 de julio de 2018 en la Ciudad de México.

De acuerdo con la causa penal de la FGE de la administración anterior, entre mayo y junio de 2012, López Ramírez intervino en el desvío de 6 millones pesos con el propósito de destinarlo a la Financiera de la División del Norte, propiedad del ex Gobernador César Duarte.

La defensa acusó que “La perversión de las Instituciones para llevar a José Lázaro Joaquín López Ramírez a la muerte fue incalculable; fue privado de su libertad y después de su vida; paradójicamente fue absuelto privándosele de su derecho de demostrar su inocencia”.

A partir de la resolución de noviembre pasado, la defensa buscó por medio de un Juzgado de Control que concediera una audiencia con el propósito de solicitar el sobreseimiento de la causa penal.  

El defensor afirmó que López Ramírez fue detenido en julio del 2018 por una denuncia “ilegal porque fue fundada en una ley abrogada, usurpando funciones y falsificando pruebas; señalando al FIDEAPECH como organismo público sin serlo y a Lázaro como servidor público sin tampoco tener esa calidad, ambas calidades necesarias para encuadrar la existencia del delito de peculado”.

Además, señaló que “murió como delincuente por un delito inexistente y todos lo sabían, pero el odio sin escrúpulos y la persecución política que Javier Corral, el gran perverso, instituyó como política pública en contra de César Duarte y funcionarios de su administración, institución que llevó a Lázaro a la muerte por negligencia, perversión y odio de Corral y sus subalternos”.

Mendoza refirió que por la muerte de López Ramírez se presentaron denuncias penales y administrativas, las cuales no se investigaron.

«Hoy el crimen de Estado en contra de Lázaro Joaquín López Ramírez se sigue cometiendo como acto continuado; hoy Lázaro descansa esperando encontrar algún día justicia en una tumba prestada esperando que la Fiscalía termine al menos para con él, la gran farsa de la que sigue siendo objeto y le permita a la familia cremar su cuerpo y llevarlo por fin a casa en la Ciudad de México de donde fue originario y cuyo único gran pecado fue el haber querido servir con su gran talento a la sociedad chihuahuense”, expuso Mendoza.

Con información de Reforma

Botón volver arriba