Mundo

Acude la primera dama de Perú como testigo a la Fiscalía en caso de corrupción

La primera dama de Perú, Lilia Paredes, acudió este lunes (12) a la Fiscalía General de la Nación como testigo de un posible caso de corrupción, pero su abogado, Benji Espinoza, afirmó que esta no respondió a las preguntas que le hizo el Ministerio Público.

“Se le ha llamado a declarar, y aquí quiero subrayar algo, por los mismos hechos por los que hoy la primera dama ha sido citada como testigo, la primera dama está siendo investigada en la carpeta fiscal”, dijo Espinoza a los medios de comunicación en las puertas del Ministerio Público, al subrayar que en esta ocasión Paredes ha acudido como testigo y no como investigada.

La defensa de Castillo y Paredes afirmó que “ambos están dando lecciones para ejercer los derechos de las personas”, y señaló que la ley establece que, si se guarda silencio como investigado, luego no se puede hablar como testigo.

“El deber de colaborar es asistir cuando te llama la autoridad”, indicó Espinoza al subrayar que Paredes ha acudido todas las veces que ha sido emplazada por la Fiscalía. Recordó que la investigación por la cual es investigada es “incipiente, inicial y embrionaria” y aseguró que por eso guarda silencio durante las preguntas, pero aseguró que cuando tengan todos los elementos tanto el presidente como la primera dama van a dar todas las aclaraciones pertinentes.

“Las declaraciones son medios de defensa, es la oportunidad que concede la ley a los investigados para defenderse, y para defenderse los investigados deben tener todos los elementos, no una parte”, detalló el abogado.

Paredes es investigada como presunta coordinadora de una red encargada de adjudicar obras públicas a cambio de dinero, de acuerdo con la tesis de la Fiscalía, y en la que están implicados sus hermanos, incluida Yenifer Paredes, criada como una hija por la pareja presidencial y hoy bajo arresto preliminar.

Esta presunta red tenía sus principales implicados en los ministerios de Vivienda y Transportes, razón por la cual también están siendo investigados el exministro Juan Silva, prófugo de la justicia, y el actual integrante del gabinete Geiner Alvarado.

La Fiscalía de Perú pidió a finales de agosto un impedimento de salida del país por 36 meses para Paredes, pero la Justicia peruana ha reprogramado la audiencia en varias ocasiones y aún no hay fecha para que esta de su veredicto sobre la petición del Ministerio Público.

Con información de EFE

Botón volver arriba