Mundo

Acumula 10 muertes confirmadas el brote de ébola de Uganda y 20 probables

El número de muertes confirmadas en Uganda por el brote de ébola declarado el pasado 20 de septiembre ha aumentado a 10, indicó el jueves la Organización Mundial para la Salud (OMS), si bien las autoridades ugandesas también informaron de al menos otros 20 fallecimientos probables por esta enfermedad.

“Esas veinte muertes se trataban de personas que habían tenido contacto con pacientes de ébola o que presentaban algunos de sus síntomas”, afirmó este jueves el representante de la OMS para Uganda, Yonas Tegegn, en una rueda de prensa telemática.

“Pero desafortunadamente -matizó-, murieron antes de que pudiésemos hacerles las pruebas para confirmar si tenían o no el virus”.

Además, el país ha confirmado, hasta el momento, 44 casos de ébola.

Tegegn destacó el refuerzo en la respuesta de las autoridades ugandesas contra esta enfermedad durante las últimas semanas, pues “cerca de mil personas” que tuvieron contacto con pacientes positivos de ébola están siendo monitoreadas por los trabajadores sanitarios.

“Estoy seguro de que podremos controlar este brote en un período de tiempo relativamente corto”, señaló Tegegn desde las oficinas de la OMS en Kampala.

Asimismo, el representante de la OMS indicó que las autoridades de Uganda están trabajando en los protocolos para importar 2 tipos de vacunas, si bien aún no está probada su efectividad contra la inusual cepa de Sudán, responsable de este brote.

Una de esas vacunas está desarrollada por el Instituto de Vacunas Sabin (EUA), mientras que la segunda candidata es de los investigadores de la Universidad de Oxford (Reino Unido).

“En este momento, los científicos ugandeses e internacionales están trabajando para distribuir esas vacunas en Uganda. Pero aún no tenemos datos suficientes para poder distribuirlas en gran escala y, además, los suministros son escasos”, indicó Tegegn.

A diferencia de la cepa de Zaire, registrada en epidemias de la enfermedad en la vecina República Democrática del Congo (RDC), todavía no existe una vacuna aprobada para esta cepa.

“Todavía no tenemos pruebas rápidas ni vacunas. No podemos usar esas herramientas para controlar este brote”, dijo, por su parte, el director interino de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de África (África CDC), Ahmed Ogwell.

“Pero estamos enfocando nuestros esfuerzos en la prevención de las infecciones, el aislamiento de los pacientes o las personas que han tenido contacto con ellos, la sensibilización de las comunidades”, añadió Ogwell en otra rueda de prensa virtual.

Uganda declaró este 20 de septiembre un brote de ébola tras confirmar un caso en el distrito de Mubende (centro), donde un hombre de 24 años murió por la enfermedad que causa ese virus, y especificar que se vio afectado por la cepa de Sudán.

El brote afecta ya a 5 distritos en el centro y en el oeste del país, precisó hoy Tegegn.

La cepa de Sudán no sólo es menos transmisible sino que presenta una menor mortalidad (40% – 100%) que la de Zaire (70% – 100%).

Países como RDC, Kenia, Tanzania, Ruanda y Somalia se encuentran en alerta para evitar una posible propagación del virus.

Descubierto en 1976 en la RDC -entonces llamada Zaire-, el ébola es una enfermedad grave, a menudo mortal, que afecta a humanos y otros primates y se transmite por contacto directo con la sangre y fluidos corporales de personas o animales infectados.

Causa hemorragias graves y sus primeros síntomas son fiebre repentina y alta, debilidad intensa y dolor muscular, de cabeza y de garganta, además de vómitos.

El virus asoló varios países de África occidental de 2014 a 2016, cuando murieron 11,300 personas y hubo más de 28,500 casos.

Con información e imagen de EFE

Botón volver arriba