Deportes

Acusa Congreso de EUA a Snyder y la NFL de interferir en caso de acoso

Un comité del Congreso de Estados Unidos acusó este viernes a Dan Snyder, dueño de los Washington Commanders, y a la NFL, de interferir en las investigaciones de acoso sexual que pesan sobre el equipo.

“La investigación del Comité muestra que la NFL no ha protegido a los trabajadores del acoso y abuso sexual, no se ha asegurado de que las víctimas puedan hablar sin temor a represalias y no ha buscado la verdadera rendición de cuentas de los responsables, incluso después de décadas de mala conducta”, concluyó el comité.

Las denuncias contra la franquicia y Snyder se hicieron públicas en 2020 por parte de varias animadoras y extrabajadoras del equipo.

Quedó expuesta una cultura de trabajo deficiente con las mujeres que trabajan ahí desde hace 20 años.

La NFL multó en julio de 2021 a los Washington Commanders con 10 millones de dólares por estos hechos.

A pesar de la acción tomada por la liga, en el informe presentado por el comité del Congreso se reprendió a la NFL por no evitar que Snyder interfiriera con su investigación de denuncias de acoso y por no abordar adecuadamente la conducta de Snyder.

Lo anterior porque la sanción de 10 millones de dólares que impuso la liga al equipo fue producto de una negociación entre la NFL, Snyder y los abogados de los Commanders, en lugar de dejar la decisión al comité ejecutivo de la NFL como es el estándar.

Según el informe de 74 páginas que se publicó el pasado jueves el propietario de los Washington Commanders, con la ayuda de la NFL, y de su comisionado, Roger Goodell, suprimió la evidencia de que Snyder y los ejecutivos del equipo acosaron sexualmente a las mujeres que trabajaron en el cuadro durante 2 décadas.

En los resultados de la investigación realizada a lo largo de un año por el Comité de Supervisión y Reforma de la Cámara también se señaló que Dan Snyder hizo todo lo posible para detener las investigaciones sobre él y su equipo.

El dueño de los Commanders intentó pagar a los exempleados para que no hablaran de sus experiencias, se negó a liberar a una mujer de un acuerdo de confidencialidad por una demanda de conducta sexual inapropiada contra Snyder por 1.6 millones de dólares.

Además, usó investigadores privados y correos electrónicos filtrados para intimidar a los exempleados de participar en entrevistas.

Hasta el momento la NFL se ha negado a realizar comentarios sobre los resultados de este informe hasta no hacer una revisión completa del documento.

Con información de EFE

Botón volver arriba