Deportes

Advierte Cairo Santos que el césped del Soldier Field puede causar lesiones

El brasileño Cairo Santos, pateador de los Chicago Bears de la NFL, advirtió este lunes (15) que el césped del Soldier Field, hogar de su equipo, puede causar una lesión por su mal estado.

“Creo que es imprudente que tengamos este césped en la liga, hay grandes jugadores en los equipos, sería una lástima si el campo se convierte en un problema y causa una lesión a una estrella y la deja fuera de la temporada”, dijo Santos.

El pateador se refirió a la gran cantidad de hoyos que encontró el sábado pasado en el Soldier Field donde los Bears vencieron 19-14 a los Kansas City Chiefs en el primer partido de pretemporada de ambas escuadras.

El veterano de ocho años en la NFL explicó que el terreno no es una superficie uniforme por lo que durante la temporada baja tuvo que buscar lugares similares para entrenar y acostumbrarse.

“Fui a un campo de césped en una escuela secundaria lo cual fue perfecto por la hierba muy larga, algo similar”, confesó Santos, quien en el 2020 impuso el récord en la historia de la franquicia de mayor efectividad en goles de campo con el 93.8 por ciento.

Santos no fue el único que se quejó sobre el mal estado del campo. El presidente de la Asociación de Futbolistas Profesionales (NFLPA), Joseph Carl Tretter, secundó lo señalado por el pateador.

“Claramente necesitamos revaluar cuál es una superficie aceptable para que los jugadores compitan. Requerimos de nuevas métricas y pruebas que analicen el rendimiento y la seguridad de cada campo. La NFL puede y debe hacerlo mejor”, expresó Tretter.

A pesar de las quejas de Cairo Santos y de lo dicho por Tretter, el mariscal de campo de Chicago, Justin Fields, subrayó que el pasto está en las mismas condiciones que en 2021, aunque aceptó que es algo que han utilizado para sacar ventaja ante los rivales.

“Siempre ha sido así, incluso hemos usado la condición del campo como una ventaja”, reconoció Fields al final del juego ante los Chiefs.

El Soldier Field, casa de los Bears desde 1971, tuvo césped artificial hasta 1988 cuando cambió a natural; puede albergar hasta 61,500 seguidores, el menor número de la NFL. Debido a su longevidad hay planes para que el equipo se mude a uno nuevo en 2026.

El próximo partido en el inmueble será el de la semana uno de la temporada 2022 en el que los Bears recibirán a los San Francisco 49ers el 11 de septiembre.

Con información e imagen de EFE

Botón volver arriba