Advirtieron de grietas desde el sismo de 2017

Según reporta el periódico El Universal, en 2017, vecinos que vivían cerca de la parte elevada de la Línea 12 del Sistema de Transporte Colectivo (STC) de la Ciudad de México, así como usuarios del servicio, temían que la infraestructura pudiera colapsarse, debido a que se presentaban grietas tras el temblor del 19 de septiembre de ese año.

Cuatro años después, explica el diario, la noche de este lunes 3 de mayo de 2021, la estructura de la estación Olivos, justamente de la Línea 12 del Metro, colapsó con todo y vagones.

En 2017, recuerda El Universal, entre la estación Olivos y Nopalera la zona estaba resguardada: sobre Tláhuac desde Guillermo Prieto a Emilio Laurent, no se permitía el acceso de ningún vehículo, y los vecinos tampoco dejaban entrar vehículos de carga pesada.

El Sistema de Transporte Colectivo informaba que en las Líneas A y 12 había daños visibles en las vías, por lo cual, se actuaba de inmediato para corregir las anomalías luego de ese sismo.

En la Línea 12 se detectaba una falla estructural en una columna, es decir, había un daño en el corazón de esta estructura ubicada en el tramo Nopalera-Olivos lo que debilitaba su funcionamiento integral en el soporte de peso y de elasticidad.

Ante estas fallas, en aquella fecha fue preciso cerrar 6 estaciones: Tezonco, Nopalera, Zapotitlán, Tlaltenco, Tláhuac y, justamente, Olivos. Los trabajos de apuntalamiento y rehabilitación se hicieron desde el 25 de septiembre de 2017.

 

Print Friendly, PDF & Email
Sin Comentarios

Deje su Comentarios