Mundo

Afirma abogado de García Luna que no ha visto pruebas que lo incriminen

El abogado defensor del exsecretario de Seguridad de México, Genaro García Luna, afirmó ante el juez que lo procesará por delitos relacionados con el narcotráfico que no ha visto ni una sola prueba o documento que incrimine a su cliente.

En una de las vistas preliminares de este proceso que no comenzará hasta el 24 de octubre de 2022, el letrado César Castro dijo que la mayoría de los “millones de páginas” de que consta su expediente “no existe ninguna conexión con mi cliente” ni aparece siquiera mencionado su nombre, y calificó el expediente de “muy novelesco”.

“No hay pruebas de su conexión con el narcotráfico”, insistió, antes de solicitar acceso a los numerosos documentos confidenciales que obran en poder de la Fiscalía, una petición que ya ha formulado anteriormente.

El juez que lleva el caso, Breon Peace, dijo que se toma de plazo hasta el 3 de mayo próximo para otra sesión con las partes en la que se estudie el posible acceso de la defensa a esos documentos confidenciales según el Acta de procedimiento de información clasificada, para lo cual necesita escuchar las recomendaciones de la fiscalía.

En cuanto a la petición previa de la fiscalía de que los miembros del jurado sean anónimos y gocen de protección especial por los riesgos de “intimidación” a los que podría someterlos el entorno de García Luna, el juez dijo hoy que hoy no era el momento de tomar esa decisión, que pospuso para más adelante.

García Luna, que compareció hoy por primera vez desde la pandemia personalmente en la sala, apareció vestido con el mono caqui de los presos y una mascarilla en la boca, y se limitó a intercambiar comentarios en voz baja con su letrado.

García Luna dirigió entre 2001 y 2005 la extinta Agencia Federal de Investigación de México, encargada de luchar contra la corrupción y el crimen organizado, y entre 2006 y 2012 fue Secretario de Seguridad Pública (equivalente a ministro del Interior) durante el Gobierno de Felipe Calderón.

Según la fiscalía, “el acusado utilizó sus cargos oficiales para ayudar al cartel de Sinaloa, un famoso cartel de la droga mexicano, a cambio de sobornos multimillonarios” y agregó que tiene previsto llamar a testificar a “numerosos testigos” que han sido partícipes de la violencia ejercida por este cartel mexicano para “protegerse de rivales, luchar por su territorio y silenciar a aquellos que cooperaran con las fuerzas de seguridad”.

Estos testigos, según un documento escrito de la fiscalía, incriminarán a García Luna y asegurarán que recibió pagos para que este ayudara al grupo criminal.

Con información e imagen de EFE

Botón volver arriba