No hay un peso para ir a la FIL Guadalajara: Almadía

Si bien Penguin Random House, uno de los grupos editoriales más importantes en el mundo ya dio a conocer la cancelación de su presencia en todo encuentro editorial, en México y en otras partes del mundo, en 2020, para este 15 de julio las editoriales ya deberán confirmar o cancelar su asistencia a la Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara, que este año tiene como invitado al emirato de Sharjah.

Así, por ejemplo, mientras la mayor parte de la industria está en el proceso de sumas y restas, en distintos sentidos, para tomar una decisión, la editorial oaxaqueña Almadía reconoció que, hasta ahora, “no hay un peso como para ir a Guadalajara”, en palabras de Guillermo Quijas, director de Almadía. 

“La situación es muy compleja en el caso de Guadalajara, dado el tamaño de la feria y, por ende, la inversión que hacemos todas las editoriales. En los escenarios financieros que hicimos hace tres meses nos dimos cuenta que la reducción de ingresos sería tan fuerte que nos haría falta sacar los gastos fijos. Ni siquiera nos alcanzaba para imprimir libros, muchos menos para asistir a Guadalajara.

“Al día de hoy no tenemos un peso para ir a Guadalajara. Además, hay una valoración que para nosotros es la más importante y que, por sí misma, haría que canceláramos la participación: la seguridad de los autores y del equipo. Si hay un riesgo de que pudieran contagiarse, definitivamente no podríamos asistir”.

Frente a ese escenario empezaron a desarrollar otros proyectos para generar recursos, uno de ellos fue la campaña de donación compartida con Sexto Piso y con ERA, pero no ha resultado tan sencillo, a decir del también director de la Feria Internacional del Libro de Oaxaca (Filo).

“Es evidente el impacto que habrá en los recortes a los apoyos gubernamentales —federales, estatales y municipales— y aún estamos trabajando con las instancias para ver si se va a poder contar con algún recurso. La ventaja de la feria es que, al ser un tipo de festival más pequeño, es mucho más manejable, y hay forma de adaptarse”.

Para ello han trabajado en tres escenarios: una feria que se lleva a cabo de manera tradicional, con reducción de afluencia; una mezcla entre lo virtual y lo físico, con realización de actividades en el centro histórico de la ciudad, a fin de vincularlo a librerías, bibliotecas, centros culturales, “para también reactiva esos espacios”, y una tercera que sería 100 por ciento virtual, todo compra en línea, pensando que pudiera haber un segundo brote para esa época.

En cualquier de los casos, asegura Guillermo Quijas, la feria estará enfocada a generar movimiento en la industria: “los recursos que podamos conseguir van a estar dedicados a editoriales o librerías independientes, a difundir las novedades que publiquen las editoriales”.

 

Print Friendly, PDF & Email
Sin Comentarios

Deje su Comentarios