Mundo

Anuncia Londres masiva bajada de impuestos para estimular la economía

El Gobierno británico expuso este viernes un ambicioso “plan de crecimiento” para impulsar la economía y afrontar el aumento en el coste de la vida, sobre todo en la energía, con la mayor bajada de impuestos acometida en este país en 50 años.

En una declaración ante la Cámara de los Comunes (baja), el ministro de Economía, Kwasi Kwarteng, desgranó el programa que implementará el nuevo Ejecutivo de Liz Truss para incentivar el crecimiento, con medidas fiscales que incluyen el recorte del impuesto sobre la renta a partir de abril de 2023.

Al exponer su visión económica para el Reino Unido, tildada por la oposición laborista de “jugada desesperada”, Kwarteng reveló que se rebajará “el tipo básico del impuesto sobre la renta al 19% en abril de 2023, un año antes (de lo previsto)”.

Ello implicará -explicó- un “recorte fiscal para más de 31 millones de personas en apenas unos meses” y “se abolirá la tasa más elevada del 45 %” de ese impuesto.

“Esto simplificará el sistema fiscal y hará que el Reino Unido sea más competitivo”, afirmó el político tory, al tiempo que remarcó que la medida “incentivará el crecimiento y beneficiará a toda la economía y a todo el país”.

También se prevé una rebaja de la tasa sobre la compra de viviendas (el denominado “stamp duty”) en Inglaterra e Irlanda del Norte, elevando a 286 mil euros el precio de la vivienda a partir del cual se ha de pagar ese tributo.

En el caso de las personas que adquieran propiedad por primera vez, el umbral se elevará de 343 mil a 487 mil euros, precisó.

Cancelación del límite a los bonus de los banqueros

El nuevo canciller del Exchequer informó asimismo de que se cancelará el incremento previsto para 2023 del impuesto de sociedades y se erradicará el actual límite a los bonus que perciben los banqueros, esta última, una medida que ha generado controversia.

Hasta ahora, según las actuales reglas acordadas tras la crisis financiera en el marco de la Unión Europea, la bonificación que percibe un banquero no puede superar el doble de su salario anual, a manos que haya un acuerdo entre accionistas.

“Una sólida economía británica siempre ha dependido de un fuerte sector de servicios financieros. Necesitamos bancos globales para crear empleo aquí, invertir aquí, y pagar impuestos en Londres, no en París, no en Fráncfort, no en Nueva York”, observó.

En cuanto al planeado aumento para 2023 de la contribución a la seguridad social -de 1.25 puntos porcentuales- introducido por el anterior titular de Economía, Rishi Sunak, este se revertirá a partir del 6 de noviembre, según dijo.

Además, los incrementos programados en los impuestos sobre la cerveza, sidra, vino y bebidas destiladas también se eliminarán.

Kwarteng defendió que el “nuevo planteamiento” para afrontar el incremento en el coste de la vida se basa en “3 prioridades: reformar el lado de la oferta de la economía, mantener un planteamiento responsable en las finanzas públicas y recortar impuestos para impulsar el crecimiento”.

También cifró el coste total de los recortes fiscales en casi 51,042 millones de euros para 2027, que “cambiarán el círculo vicioso de estancamiento por uno de crecimiento”.

Todos estos anuncios significan que el endeudamiento del Gobierno aumentará en 81,668 millones de euros, según precisó hoy el Tesoro.

La portavoz laborista de finanzas, Rachel Reeves, resaltó que “nunca un Gobierno se ha endeudado tanto y ha explicado tan poco”, mientras que la administración galesa (también laborista) criticó las medidas, lamentando que el Ejecutivo “da prioridad a financiar recortes fiscales para los ricos en lugar de ayudar a las familias con dificultades”.

Nuevas inversiones y plan energético

Además de las medidas fiscales, el ministro anunció que liberalizarán la planificación para ayudar a acelerar la inversión y se crearán nuevas zonas de inversión con las que atraer negocios en casi 40 áreas del país, que se beneficiarán de alivios fiscales en la seguridad social y en las tasas a las empresas.

Por otro lado, expuso los detalles del ya anunciado paquete de apoyo energético para hogares y negocios y reveló que este costará 67,848 millones de euros durante los próximos 6 meses.

A fin de erradicar “el mayor lastre al crecimiento del país, el alto coste de la energía, motivado por la invasión de (el presidente ruso) Vladímir Putin a Ucrania, que ha disparado la inflación”, Kwarteng añadió que se pondrá tope al precio por unidad que los consumidores pagarán por electricidad y gas, limitando la factura promedio de las familias a 2,834 euros anuales.

Con información e imagen de EFE

Botón volver arriba