Aplaza IFT resolución sobre concesión de televisión para Carlos Slim

El Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) aplazó la resolución de la solicitud de la empresa América Móvil, del magnate Carlos Slim, para prestar servicios de televisión de paga a través de la firma Claro TV.

Según medios nacionales, este miércoles (26) el pleno del IFT resolvió que la Unidad de Concesiones y Servicios establezca “un nuevo proyecto que fundamente una autorización o negativa””.

La versión del periódico Reforma, en su edición electrónica, señaló que 3 de los 5 comisionados del pleno del IFT “desecharon el proyecto” que buscaba negar a Claro TV la concesión para brindar el servicio “por considerar que el documento presentado era deficiente, por lo que se tendrá que ser reformulado”.

Mientas que el periódico El Economista dijo que la elaboración de un nuevo proyecto “se llevará varios meses y, en la práctica, significa que el IFT volverá a votar sobre este asunto cuando muy pronto en 2023 o quizá en 2024”.

A pesar de la información publicada hasta el momento no se conocía una postura oficial ni del IFT ni de América Móvil.

El martes (25), América Móvil, el gigante mexicano de las telecomunicaciones, rechazó “las preocupaciones erróneas” que expresó la Oficina del Representante Comercial de Estados Unidos (USTR, por su sigla en inglés) por su posible ingreso a la televisión de paga mexicana.

Los directivos de América Móvil ofrecieron una conferencia después de que trascendió en la prensa que el USTR expresó a la Secretaría de Economía y al Instituto Federal de Telecomunicaciones su “preocupación” por la posible entrada de Claro TV al mercado mexicano.

Aun así, a pregunta de EFE, Carlos Slim Domit, presidente del Consejo de Administración de la empresa, negó que estas inquietudes preocupen a América Móvil.

“Nos sorprende más que nos preocupa, pero sí creemos que es una oportunidad para poder sentarnos con ellos y hablar de todo esto”, comentó Slim Domit.

América Móvil, de Carlos Slim, ha buscado por años ser proveedor de televisión por cable en México, pero tras la reforma de telecomunicaciones de 2013 es considerado “agente preponderante” del mercado, por lo que está bajo una “regulación asimétrica” para garantizar la competencia.

Los directivos expresaron que “tan pronto como reciban la concesión” podrían iniciar a ofrecer el servicio, que implicaría una inversión adicional de 8,000 millones de pesos.

Slim Domit negó haber tenido contacto, hasta ahora, con funcionarios del USTR o con el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Pese a que no opera en México en este sector, América Móvil ya es el mayor proveedor de televisión de paga de Latinoamérica, con Claro TV.

Con información de EFE

Print Friendly, PDF & Email