Arquitectura y realidad aumentada: ¿Una nueva forma de hacer casas?

Aprovechando las posibilidades de la realidad mixta y la tecnología de las gafas Hololens, la arquitectura puede cambiar por completo su forma de funcionar.

El arquitecto, el cliente o los mismos obreros pueden ver cómo quedará una obra en el mundo real y a la escala adecuada, e incluso interactuar con ella.

Andar por el interior de un espacio, ver los detalles de la estructura, comprobar si los cálculos de los materiales son los correctos, o escudriñar cada detalle de las instalaciones incluso sin haber sido construidas son solo algunas de las ventajas que las gafas Hololens ofrecen a la ingeniería y la arquitectura.

Muchas empresas están trabajando con esta tecnología para optimizar el diseño de los edificios, como el arquitecto y profesor de la Escuela de Artes y Arquitectura de la Universidad de California Greg Lynn, que presentó en la Bienal de Arquitectura de Venecia un complejo arquitectónico futurista concebido con ayuda de las gafas de realidad aumentada.

Además, la empresa Trimble ha lanzado ya una versión de la aplicación SketchUp Viewer para Microsoft HoloLens. Esta permite visualizar y manipular modelos virtuales sobre estructuras físicas, por lo que, gracias a la superposición digital de los diseños en entornos reales, se evita tener que producirlos físicamente.

Los pronósticos vaticinan que pronto serán los propios obreros quienes lleven in situ las gafas Hololens para revisar las edificaciones y detectar posibles problemas o fallos, pero para ello se tendrán que contemplar también cuestiones de seguridad.

La realidad aumentada ha llegado para hacer que medio mundo vaya por la calle persiguiendo muñecos virtuales, pero sobre todo y mucho más allá de eso, para modificar por completo los cimientos del diseño arquitectónico.

Print Friendly, PDF & Email
Sin Comentarios

Deje su Comentarios