Opinión

Vivir para contarla

ARTÍCULO: A casi un año de aprobar el aborto en #Colima: ¿Qué sigue para el #28s?

Por Rosario Gutiérrez

Cada 28 de septiembre se conmemora el Día de Acción Global por el Acceso al Aborto Legal y Seguro, conocido también como 28s y este 2022, en Colima la fecha toma una relevancia particular, porque en diciembre de 2021, hace casi un año, el Congreso del Estado aprobaba la interrupción legal del embarazo, hasta las 12 semanas.

Para llegar a este punto, al cumplimiento de esta demanda añejísima no solo de las feministas del Estado, sino del mundo, tuvieron que converger un montón de cambios y voluntades, sobre todo políticas.

Un nuevo Congreso cuya mayoría no solo es de izquierda, sino que es joven y cuya legislatura está conformada en su mitad por mujeres; que la segunda gobernadora de Colima llegara al poder y que esta además, sea joven y feminista, que colectivas de mujeres sumaran voluntades y conocimiento para asesorar al ejecutivo y el legislativo en la construcción de una iniciativa construida de la mejor forma posible, que no solo incluía el término permitido de 12 semanas, sino que también dejara en claro que el servicio debe ser dado en los hospitales del sector público, el límite de tiempo para proveerlo y considerar a las personas menstruantes.  

Y aunque otros 8 estados del país (Ciudad de México, Oaxaca, Hidalgo, Veracruz, Baja California, Sinaloa, Guerrero y Baja California Sur) han hecho lo mismo, en la mayoría del territorio nacional las mujeres que desean interrumpir sus embarazos, se enfrentan a procesos clandestinos que ponen su vida en peligro, se exponen también a una maternidad forzada y muy posiblemente a condiciones más precarias que las que tendrían si tuvieran la opción de no estar embarazadas.

Es por ello que la exigencia de 28s sigue más vigente que nunca, no solo porque falta que la Marea Verde llegue a la mayoría del territorio nacional, sino porque este 2022, nuestro vecino del norte, Estados Unidos, dio clara cuenta de la frase de la escritora feminista Simone de Beauvoir que reza “No olvidéis jamás que bastará una crisis política, económica o religiosa para que los derechos de las mujeres vuelvan a ser cuestionados. Estos derechos nunca se dan por adquiridos, debéis permanecer vigilantes toda vuestra vida”.

Y es que luego de que su Suprema Corte anulara un fallo llamado “Roe v. Wade”, se dio pie a que cada estado decidiera su política respecto a la interrupción legal del embarazo, lo que, a su vez, ocasionó que en muchos de estos, lo que antes era un derecho haya pasado a ser una prohibición.

Por ello en Colima, en los otros estados donde ya es posible la interrupción legal del embarazo y en todo México, la vigila, las marchas, deben continuar.

Por darle ese mismo derecho a todas, pero también para cuidar que no se nos arrebate lo ya ganado.

Falta, además, vigilar y constar que este derecho se cumpla a cabalidad y no solo exista para quienes tienen un fácil acceso a él, sino que llegue a las mujeres con mayor nivel de marginación.

Pero que aparte de todo esto, las demandas que siempre han acompañado a la interrupción legal del embarazo, también sean una realidad, como los anticonceptivos y la información para poder decidir.

Que este estigma social que aún pesa sobre la decisión de las mujeres sobre su cuerpo, pueda ser erradicado, pues es esa moral desinformada la que luego se cuela hasta las votaciones en los congresos o los consultorios del sector salud.

Este 28s en Colima no habrá marcha, pero la Colectiva Decide tiene, en conjunto con otros grupos, preparadas algunas actividades, de las cuales, les invito a participar, aquí las pueden consultar: https://bit.ly/3Cl1O05 .

*A partir de esta columna, pongo a disposición del lector el correo mailto:vivirycontarla93@gmail.com  para recibir sus sugerencias de temas o comentarios.

Las opiniones expresadas en este texto periodístico de opinión, son responsabilidad exclusiva del autor y no son atribuibles a El Comentario.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba