ARTÍCULO: A propósito del día mundial de prevención del suicidio

Por José Alberto Enciso Reyes

El suicidio del latín (sui caedere, “matar a uno mismo”) es el acto de quitarse la propia vida. Especialistas en el tema consideran el suicidio como un elemento multidimensional donde los factores psicológicos, ambientales y genéticos se entienden como esenciales para que se presente esta conducta.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) indica que anualmente, cerca de 8 millones de personas se suicidan cada año; si bien es cierto, la conducta suicida se puede presentar en cualquier etapa de la vida, el suicidio representa la segunda causa principal de muerte en grupos de 15 a 29 años según lo menciona esta organización; así mismo se estima que a nivel mundial se suicidan cada año cerca de un millón de personas, lo que equivale a una persona cada 40 segundos.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) registró un crecimiento considerable con la mortalidad por suicidio, indica que en el periodo 2005-2014 se han presentado 51,381 casos de suicidio, lo que podría corresponder a 14 suicidios diarios o bien, un suicidio cada 1.7 horas en el país.  INEGI concluye que esto podría significar la probabilidad que todos los días existan 280 casos de intentos de suicidio, es decir 12 intentos cada hora. Aunado a ello, se indica que el suicidio representa la segunda causa de muerte en la población de 15 a 29 años de edad.

Según datos del INEGI, en los últimos años Colima se ha colocado con tasas de suicidios de adolescentes por encima de la media nacional.  Hasta hace poco tiempo se consideraba que el suicidio no afectaba a la población infantil y juvenil, ya que se creía que por no compartir muchas responsabilidades socioeconómicas y el estrés que estas generan, como en la edad adulta, no era vulnerable ni mucho menos se le considerada como una población de alto riesgo. Sin embargo, las estadísticas dejan ver un panorama totalmente distinto, ya que Instituciones como la Secretaría de Salud, reportan un incremento de menores con estados depresivos significativos; los síntomas que presentan son: la indiferencia en las actividades de juego; alteraciones del apetito y del sueño, incapacidad para lograr el peso esperado para la edad, y la baja energía. Es importante resaltar que el síntoma central de la depresión es el cambio permanente caracterizado por irritabilidad, que puede llegar a la agresión verbal o física dirigida a los demás y en casos graves hacia sí mismo, figurando con ello síntomas o ensayos de muerte.

Para establecer las medidas preventivas en el mediano y corto plazo, sería preciso conocer la magnitud en su justa dimensión. El Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI) registró un incremento de 33% en la tasa de suicidios en México en tan sólo una década, expertos en la materia han expresado que la cifra cuenta con un sesgo debido a las cuestiones morales en las que pudiesen tipificarse causas de muerte diferentes a las lesiones autoinfligidas debido a prejuicios morales y religiosos respecto al suicidio, de acuerdo a las encuestas nacionales de salud, el sector que resulta altamente vulnerable es el de los adolescentes, pues cada día más de 70 jóvenes intentan quitarse la vida, generalmente mujeres con algún grado de depresión.

Por otra parte, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) ha observado que el 70% de los intentos por quitarse la vida se presentan como un acto impulsivo, mientras que un 30% restante es planeado; ante esto se vuelve evidente la necesidad de prever el mecanismo necesario que permita que avancemos como sociedad en la comprensión y atención del suicidio, así como de las enfermedades de salud mental. Hace falta investigación que permita valorar e identificar los factores asociados a la problemática, reconociendo no solo la participación de uno de ellos, sino la interacción, lo que los convierte en factores de riesgo. En definitiva, se requiere de medios sociales, psicológicos, educativos y por supuesto la asistencia activa de la familia como medida primigenia.

 

Las opiniones expresadas en este texto periodístico de opinión, son responsabilidad exclusiva del autor y no son atribuibles a El Comentario.

Print Friendly, PDF & Email
Etiquetas
Sin Comentarios

Deje su Comentarios