Opinión

ARTÍCULO: Celebraciones en tiempo de retirada

Por Ruth Holtz

En tiempos especiales en que requerimos estar retirados de nuestra habitual manera de movernos y conducirnos, es importante no perder de vista que ello no impide el contacto con quienes amamos, sino que quizá lo intensifique de forma diferente. Acaso sea la oportunidad de resolver conflictos, de revalorar y de profundizar en áreas de nuestras relaciones que no habíamos visto antes.

Algunas personas, por los acontecimientos actuales, están frenadas a ver a sus madres el 10 de mayo, día en que se les celebra. Otras quizá sí estén con su mamá o con su esposa (la madre de sus hijos) y no pueden ir a celebrar fuera, a comer, a pasear a la playa o a la laguna. Quizá a reunirse todos los hijos con más gente y hacer una gran fiesta no pueda llevarse a cabo. Otros hijos tal vez son huérfanos, su madre no está con ellos o se murió, y/o algunos tendrán un pleito con sus progenitores o resentimientos sin resolver.

Sea como sea, en tiempos de retirada, de apartamiento no podemos proceder de la manera acostumbrada y quizá eso signifique la oportunidad de una conexión sin igual. “Ningún lugar está lejos” es algo que quizá nos hace falta recordar. Esa frase es el título del libro de Richard Bach, el famoso escritor famoso por su obra Juan Salvador gaviota. En este pequeño opúsculo el autor nos hace entender que “siempre estamos unidos a nuestros seres queridos”, que no necesitamos dar regalos materiales para demostrar nuestro amor o para soñar libres. Que las cosas más importantes son la alegría, la verdad, que no están hechas de lugares ni de obsequios “de vidrio y hojalata”.

En estos tiempos de separación, de retirada y de quietud es importante reconocer que las fuerzas internas tienen más influencias que las fuerzas externas, que sin aquellas serían huecas. Sabemos que quizá el año pasado fuimos con mamá al restaurante o acaso estuvimos con hermanos y hermanas, tíos y primos y prestamos más atención a nuestro celular, a nuestros pares y amigos que a nuestra madre. O tal vez en medio de tanto alboroto por darle cosas materiales pasamos por alto decirle “te amo” o “gracias por la vida y por todo lo que hiciste por mí”. Quizá “tiramos la casa por la ventana” sólo en ese día y el resto del año nos ocupamos poco de siquiera hacerle una llamada. Tal vez tampoco valoramos a la madre de nuestros hijos que lucha cada día por hacer de nuestra casa un hogar. Tal vez somos esa madre que no valoró lo que sus hijos han hecho por ella hasta que tuvo que quedarse allí y no salir, por ser demasiado vieja para arriesgarse. En fin, como sea lo fundamental es la conexión de corazón a corazón, la unión a pesar de la distancia. Es como cuando viaja el esposo dejando a su amada esposa y, sin embargo, donde sea que va “la lleva en el pensamiento” y “la extraña”, a veces se puede percatar de que habla con ella en su mente de todo lo que le querrá decir cuando por fin se vean. Y ella quizá siente su pensamiento y se siente amada, sabe que él piensa en ella y que se hace presente a su modo, con esa conexión, una llamada o un mensaje aquí y allá. Y tal vez por una especie de telepatía, se conecta con él cuando piensan mutuamente uno en el otro. Bien sabemos que cuando las parejas no se aman se sienten solas, aun estando en el mismo espacio. Y cuando uno se va, la otra persona se queda inquieta porque sabe que el pensamiento de él o de ella no está “presente”.  “No sentí que me extrañaras”. Esa es el poder del amor aun en la distancia, aun en la separación. Porque cuando se ama no hay distancia que separe.

Por eso, este 10 de mayo celebra conectando con mamá desde tu interior. Quizá ahora que la llames le digas algo más significativo que “felicidades” y le des tu corazón de regalo y no sólo comida, flores y paseos. Entonces sabrás la fuerza que nace en tu interior y que nos mantiene unidos con todos y con todo. Y podrás aprender, como el personaje de Richard Bach “que las únicas cosas importantes son las que están hechas de alegría y verdad, y no de vidrio y hojalata”. Siempre estamos con quienes amamos en el corazón. Los lazos amorosos son indestructibles y van más allá del aquí y ahora, de las cosas materiales, de los días de fiesta estipulados y de las contingencias. ¡Feliz día de las madres!

* Teléfonos: 3 30 72 54 / 044 312 154 19 40

Correo: biopsico@yahoo.com.mx

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba