ARTÍCULO: Consecuencias de la pandemia: salud mental en estudiantes

Por Carmen Leticia Gutiérrez Mesina

Correo: carmengutierrezmesina@gmail.com

Quizá el título de este texto suene un poco dramático y un tanto absurdo, pues el número de muertes por Covid-19 dice lo contrario, las crisis económicas parecen no acabar y el rezago escolar es bastante, pero pregúntense ¿qué hay detrás de todo eso? Probablemente me den la razón. Con este artículo busco dar voz a los estudiantes universitarios exponiendo la importancia de la salud mental y/o educación emocional.

El coronavirus ha sido desgarrador física y mentalmente. En México, la Asociación Mexicana de Industrias de Investigación Farmacéutica (AMIIF, 2020), expresó que “entre el 25 de mayo y 11 de junio del 2020, el Instituto Mexicano del Seguro Social recibió 1,379 peticiones de atención e información telefónica a través de su Plan de Acción en Salud Mental; imaginen cómo está la situación para que en un país con tan mala fama en el sistema de salud pública, los ciudadanos se preocupen por su salud mental.

Es lógico que la estabilidad mental de todos esté siendo afectada, por lo que nuestro rendimiento en otros aspectos de nuestras vidas se ha visto perjudicado. En el caso de los estudiantes, es el ámbito académico, pues la educación a distancia ha dejado mucho que desear.

El 71% de la población mexicana cuenta con Internet; el 56.1% accede a él mediante celulares, el 42% por computadoras y el 1.8% por tablets. Algo relevante es que el acceso por computadoras ha disminuido un 23%, en comparación al año 2019 y el celular ha aumentado el 27% (We are Social y Hootsuite, citado en Branch Group, 2021). Así se deduce cual ha sido una inquietud para los estudiantes, pues ¿cómo realizarían tareas universitarias sin internet o una computadora?

Otra razón que afectó al alumnado fue la sobrecarga de tareas y el estrés causado; pues aunque esto último suene fácil de eliminar, muchas veces termina mínimo en dolores de cabeza, insomnio y sentimientos negativos. Esto nos lleva al siguiente punto: el rezago escolar.

Al principio fue todo tan estresante que muchos estudiantes realizaron sus tareas únicamente por cumplir y no por aprender. Sabíamos que por obvias razones algunos de los contenidos de los planes y programas de estudio iban a perderse, sin embargo, la falta de motivación en los estudiantes agravó esta situación.

Finalmente, lo que muchos olvidamos y que fue el problema que dio lugar a todos los demás errores: cada estudiante tiene una vida social. Una vida donde no sabemos qué es lo que hace o enfrenta: ¿trabaja?, ¿con quién vive?, ¿duerme bien?; en realidad son un sinfín de interrogantes que por empatía debíamos plantearnos antes y durante el actual proceso de enseñanza-aprendizaje.

Ante todo esto, es evidente la necesidad de una educación socioemocional tanto para estudiantes como docentes, una educación que nos permita manejar de mejor manera nuestras emociones, mostrar empatía y cuidado hacia los demás, establecer relaciones positivas, tomar buenas decisiones y aprender a manejar conflictos. Una educación que nos ayude a que las situaciones emocionales no obstaculicen nuestro desarrollo académico o profesional y nos permita sentirnos motivados durante todo este proceso.

Recordemos que la empatía es un arma muy poderosa no solo dentro del proceso de enseñanza-aprendizaje, pues en el escenario actual, es esencial no solo que el sistema educativo, sino toda la población mantengamos una actitud de empatía hacia todos.

Referencias bibliográficas:

Asociación Mexicana de Industrias de Investigación Farmacéutica, A. C. (3 de agosto de 2020). La salud mental frente a la COVID-19. AMIFF, innovación para la vida   . Recuperado de: https://amiif.org/la-salud-mental-frente-al-covid-19/

Branch Group (21 de abril de 2021). Estadísticas de la situación digital de México en el 2020-2021. Recuperado de: https://branch.com.co/marketing-digital/estadisticas-de-la-situacion-digital-de-mexico-en-el-2020-2021/

 

Las opiniones expresadas en este texto periodístico de opinión, son responsabilidad exclusiva del autor y no son atribuibles a El Comentario.

 

 

Print Friendly, PDF & Email
Sin Comentarios

Deje su Comentarios