ARTÍCULO: Cuando tú no estás

Por Marcial Aviña Iglesias

Ahora que no estás, te platico que he mejorado en la cocina, pero aún no sé hacer que el arroz me quede dorado como tú lo hacías; por fin tuve el valor de ver el último capítulo de la serie De viaje con los Derbez, y te aseguro no te perdiste de nada bueno, lo divertido lo vimos juntos de eso puedes estar segura. Enrique y Ana siguen diciendo “Baila con el hula hoop” en su canción y no la obscena frase que tú siempre alegabas que ellos cantaban, hoy cada vez que la escucho no puedo evitar reírme con lágrimas en los ojos. Sigo en el mismo empleo que me llena de satisfacción, continúo escribiendo cada vez peor de lo que leo, pero igual, tú sabes lo mucho que me gusta y siempre has sabido que escribo con la idea de que alguien me va a leer.

El Toncho, ese gato que a su paso deja una estela de pelusa, y que tanto me recomendaste cuidar, se ha enfermado dos veces, pero gracias a la intervención oportuna de la veterinaria, sigue aquí, acompañando mis pasos al refrigerador, Periquín ya está contigo, lo enterré en una caja de celular en la jardinera para que se quedara en casa como tú siempre decías; por otro lado, me da gusto que no te tocará estar en este pasado de lanza 2020 y lo que va del 2021, pues con lo preocupona que eres, lo más seguro es que te estresarías demasiado por nosotros, allá donde te encuentras lo más seguro es que estés bien, descansa pues te lo mereces, ya cumpliste con nosotros, ahora nos corresponde a cada uno de tus hijos construir el camino por la senda que nos señalaste.

Eso si, como dijera Manuel Alejandro en la voz de Raphael, “no sé, si el mundo es el de siempre, pero yo, lo veo diferente, cuando tú no estás”, y más si se acerca el diez de mayo, pero me consuela saber que tú siempre nos decías que, en lugar de darte regalos, no te diéramos problemas, y creo que tratamos de no hacerlo, a pesar de que los desobedientes han sido grandes, Moisés, Gandhi, Zapata, Sor Juana Inés de la Cruz, etc. ¡gracias, mamá, por todo! Si, ella que transformo los dramas en la gran fiesta de la vida.

 

 

 

Las opiniones expresadas en este texto periodístico de opinión, son responsabilidad exclusiva del autor y no son atribuibles a El Comentario.

 

Print Friendly, PDF & Email
Sin Comentarios

Deje su Comentarios