ARTÍCULO: Los efectos de la opinión y el balance de la realidad

Por José Luis Negrete Avalos

Al establecerse México como una República que tiene las características fundamentales de la democracia y la representatividad descritas fielmente en el Artículo 40 de la Constitución, es válido considerar que se den procesos electorales de forma periódica para elegir, justamente, a los representantes para distintos cargos públicos.

Dentro de estas características se encuentra sujeta la opinión de los ciudadanos en el sentido de un instrumento llamado consulta popular, que puede mostrar el nivel de importancia que tiene un tema, para quienes forman parte de la sociedad, esto dependiendo del balance que se presente en cuanto dicho tema.

De forma precisa, la consulta popular es “instrumento de participación por el cual los ciudadanos, a través de la emisión del voto libre, secreto, directo, personal e intransferible, toman parte de las decisiones de los poderes públicos respecto de uno o varios temas de trascendencia nacional” (LFCP, Artículo 4).

Esto de acuerdo a lo que precisa la Ley Federal de Consulta Popular, que pretende lograr un interés en los asuntos que surgen, se discuten y afecten el interés común.

La complicación en este aspecto es poder definir de manera clara y precisa la relevancia que pude o tiene realmente un tema, no propiamente en sí mismo, ni mucho menos en las reacciones que se desprendan, sino en el hecho de observar un posible efecto.

La esencia de una consulta popular es tener en cuenta el punto de vista de la sociedad, pero es importante considerar el contexto, el tiempo, las motivaciones y, por supuesto, el tema a discutir, porque cada uno de estos elementos generan un resultado específico.

A propósito de esto, el próximo primero de agosto de 2021 tendrá lugar la consulta popular en la que se pretende que los ciudadanos expresen su opinión a una pregunta que fue aprobada por la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Asimismo, la organización de este proceso de consulta está a cargo Instituto Nacional Electoral (INE).

La pregunta que se plantea es la siguiente: “¿Estás de acuerdo o no en que se lleven a cabo las acciones pertinentes con apego al marco constitucional y legal, para emprender un proceso de esclarecimiento de las decisiones políticas tomadas en loa años pasados por los actores políticos, encaminado a garantizar la justicia y los derechos de las posibles víctimas?”.

Entorno a esta pregunta, pero sobre todo en torno a los resultados que se deriven de este ejercicio de consulta, puede establecerse una cuestión: ¿se obtendrá un verdadero efecto, un verdadero cambio a partir de los resultados que surjan de la consulta?

De acuerdo a lo descrito en el Artículo 64 de la Ley Federal de Consulta Popular, señala que ‘”cuando el informe del Instituto indique que la participación de la consulta popular corresponda al menos al cuarenta por ciento de los ciudadanos inscritos en la lista nominal de electores, el resultado será vinculante para los poderes Ejecutivo y Legislativo federales” (LFCP, Articulo 64).

Es decir, que deberá de aplicarse o tomarse en cuenta el resultado y llevar a cabo las medidas que correspondan, pero en este sentido se menciona al Poder Ejecutivo y Legislativo, mas no alguna obligación por parte del Poder Judicial, de llevar a cabo acciones por un resultado con base a una consulta, puesto que el Poder Judicial determina su actuar de forma distinta.

Ante esto es válido pensar que el efecto concreto de esta herramienta hacia este tema no lograra un cambio radical, ni inmediato, más allá de las valoraciones a favor o en contra de los actores políticos a los que se hace referencia, el efecto propiamente dado podría ser la presencia de la polarización y no de un esclarecimiento en el sentido jurídico, pues es en el contexto jurídico donde deben desarrollarse plenamente las motivaciones y no fuera de este, tomando de antemano los hechos de acuerdo a lo dispuesto por la Ley.

Cabe señalar que este artículo no pretende demeritar el ejercicio de la consulta, ni las opiniones que se presenten al concluir la misma; ante todo esperar que en verdad se establezca un efecto positivo a largo plazo, más allá de las acciones que siguen alejando a nuestro país de su verdadero valor.

 

 

 

Print Friendly, PDF & Email
Sin Comentarios

Deje su Comentarios