ARTÍCULO: Mentada de padre

Por Marcial Aviña Iglesias

Este mes de junio es el “Alfredo Adame” del calendario, “él estate quieto”, atrás quedó la efervescencia del proceso electoral, además, no hay ningún puente vacacional cuyo pretexto sea adquirir un ambiente etílico de esos que en casa se mueven los muebles de la sala para transformarla en una pista de baile en donde suenen Los Ángeles Azules a tope, hasta llegar al alba y cantar ese himno a la buenaondez Buenos días, señor sol, del Divo de Juárez, ¡así de Felipe y con tenis! El lado oscuro es que tambor es el periodo de “Apúrate en la escuela”, cuando los alumnos le tienen que echar neuronas al estudio, evitando que el pinche celular deje de absorbérselas si es que quieren continuar. Ni modo m´hijos es con Toki, Honda y Kawasaki, ¡ya estufas de hacerle al flojo!

Cuando calienta el Sol, pero no en la playa, sino en las asfaltadas calles de nuestra ciudad, donde el calorón no nos da tregua ni a la sombra de los almendros, como ya te la Sabritas mi Barcel, la comida ambulante se echa a perder más rápido de lo normal, o sea, ¿vas a Querétaro? Porque ya se va el caballo, pero a la basura. Las ventas de bebidas isotónicas incrementan al igual que los bloqueadores solares, los clasemedieros como yo, ponemos a chambear horas extras a los ventiladores de casa -felices las familias de los de la Comisión Federal de Electricidad-, esta vez Tláloc no se ha querido mochar con las aguas, ni El Chubasco de Carlos y José se escucha en los spas de cuatro ruedas, es decir, los camiones urbanos, esos que por 8 pesitos te proporcionan sauna, aromaterapia y masaje relajante, ¡súbale, hay lugar para-dos!

Ya para no ponerle más hojas al tamal, ni hacérselas del bostezo, pues creo que aquí le paraguas, aunque ni llueva, dejo mi güiri-güiri pa´otra ocasión, mientras usted póngase a sacar feria para el chante, si tienen tele ahí se ven y si no me ven, pues no me extrañen, ah… por cierto dizque en este mes se festeja El Día del Padre, y a ese miembro de la gran familia colimense sí que me lo tienen bien olvidado, ¡ya de perdis una mentada de padre, no!

 

 

Las opiniones expresadas en este texto periodístico de opinión, son responsabilidad exclusiva del autor y no son atribuibles a El Comentario.

 

Print Friendly, PDF & Email
Etiquetas
Sin Comentarios

Deje su Comentarios