Atacan hackers laboratorio de Oxford dedicado a la investigación del Covid-19

En todo el mundo los laboratorios más importantes se dieron a la tarea de investigar más sobre la Covid-19 con la intención de contribuir al descubrimiento de un tratamiento efectivo o una vacuna, pero siendo un tema de interés para todos, los ciberataques no se hicieron esperar y diversas empresas y organismos han enfrentado problemas. El caso más reciente es el de la Universidad de Oxford. 

La institución reveló que uno de sus laboratorios de investigación, dedicado en parte al estudio del Covid-19, sufrió un ciberataque pues registraron un acceso no autorizado a varios de sus sistemas.

El laboratorio es parte de la División de Biología Estructural de Oxford, conocida como “Strubi”. Aclararon que las investigaciones en dicha división no tienen conexión directa con el desarrollo de la vacuna Covid-19, pues esa responsabilidad corre a cargo del Oxford Vaccine Group y el Jenner Institute.

Los involucrados no tienen claro exactamente qué datos pueden haber sido comprometidos. Aunque, de acuerdo con Forbes, sí existen pruebas de la intrusión a los sistemas, las cuales fueron descubiertas por Alex Holden, director de tecnología de una firma de ciberseguridad llamada Hold Security, quien proporcionó capturas de pantalla que muestran el acceso a equipos de laboratorio con intrusos activos cuya actividad se extendió, al menos, hasta el pasado 14 de febrero.

Pese a que se detectaron los ataques, no está claro si la intención era robar datos valiosos de laboratorio o potencialmente sabotear la investigación en curso.

“Hemos identificado y contenido el problema y ahora estamos investigando más a fondo”, dijo un portavoz de la Universidad de Oxford a Forbes: “No ha habido ningún impacto en ninguna investigación clínica, ya que esto no se lleva a cabo en la zona afectada”.

La universidad solo compartió que entre las máquinas a las que se accedió incluían dispositivos que se utilizan para la purificación para el manejo de muestras bioquímicas, algunas de las cuales incluían proteínas utilizadas en la investigación del coronavirus.

Respecto a quiénes estuvieron detrás del ataque, los informes descartan la posibilidad de que sean hackers conectados a algún estado-nación. Sospechan que en realidad pueden haber sido ciberdelincuentes buscando valiosas investigaciones para venderlas en los mercados ilegales.

Oxford dijo que se puso en contacto con el Centro Nacional de Ciberseguridad (NCSC) del Reino Unido, que ahora está llevando a cabo una investigación. “Estamos al tanto de un incidente que afecta a la Universidad de Oxford y estamos trabajando para entender completamente su impacto”, dijo un portavoz del NCSC a Forbes.

Print Friendly, PDF & Email
Etiquetas
Sin Comentarios

Deje su Comentarios