Bolsonaro se pasea por Brasilia en plena contingencia

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, se paseó este domingo (29) por Brasilia y algunas de sus ciudades satélite, y conversó con sus vecinos, en contra de las recomendaciones sanitarias de mantener el aislamiento social para contener el coronavirus.

El mandatario, de 65 años, abandonó el Palacio de la Alvorada, su residencia oficial en Brasilia, y visitó por sorpresa las localidades de Ceilandia, Taguatinga y Sobradinho, en la región metropolitana de la capital brasileña, según divulgó en sus redes sociales.

La escapada de Bolsonaro, que no consta en su agenda oficial, se produce un día después de que su ministro de Salud, Luiz Henrique Mandetta, reforzarse la necesidad de quedarse en casa, incluso para los jóvenes, y de evitar aglomeraciones para contener la pandemia.

“Decidí dar una vuelta y conversé con trabajadores informales, ambulantes. Me dijeron que el comercio había caído mucho”, señaló el mandatario a los periodistas.

“Tenemos el problema del virus, nadie lo niega, pero también la cuestión del desempleo. El empleo es esencial”, comentó.

 

En Ceilandia, el líder ultraderechista se acercó a las puertas de un comercio e intercambió unas palabras con una mujer, en medio de una nube de curiosos que intentaba registrar el momento con sus teléfonos móviles.

“Hay que trabajar porque si no, el país va a quebrar”, le espetó una vecina al gobernante. “Abra las iglesias, por el amor de Dios”, le pidió otra.

En Taguatinga, Bolsonaro habló con un trabajador informal, uno de colectivos más afectados por las cuarentenas adoptadas, con mayor o menor alcance, por los gobernadores de los 27 estados del país, entre ellos el de Brasilia, para contener la pandemia.

Print Friendly, PDF & Email
Etiquetas
Sin Comentarios

Deje su Comentarios