Colima

Buscan que personas en rehabilitación puedan cursar la educación media y superior

La Red Nacional de Atención Integral de las Adicciones en el País busca que las personas con problemas de adicciones no nada más puedan cursar la secundaria mientras se rehabilitan, sino la educación media y superior, para con ello puedan mejorar su calidad de vida.

En ese sentido, Enrique Puga Virgen, presidente de la Federación de Centros Especializados en Tratamiento y Prevención de Adicciones del Estado de Colima (FECETRA), indicó que “la Universidad del Conde ofrece la carrera en consejería y educación en estrategias en conductas antisociales, las cuales se imparten en línea por la pandemia”.

Señaló que las personas en tratamiento podrían terminar su bachillerato o en su caso cursar una carrera técnica superior.

“A través la Red Nacional de Atención Integral de las Adicciones en el País se ofrecen becas del 50% de descuento para los interesados en estudiar”, expresó.

De igual manera, consideró que también se podría generar un convenio entre la Universidad del Conde y la Secretaría de Salud en cuanto a descuentos y profesionalizaciones, lo cual sería un gran avance en el estado, porque no solo sería en la atención de la consejería, sino en estrategias para seguimiento a las personas en tratamiento.

“Es valioso que se concretará el proyecto y que el gobernador se sumará a los esfuerzos, si se pudieran conseguir 20 becas, que viera la importancia de que la gente se profesionalice en consejería y como educador”, añadió.

Además, mencionó que esa universidad veracruzana también ofrece la profesionalización de los directores de centros de rehabilitación en consejería; “es algo que como comunidades terapéuticas encaja en los centros que no manejan la figura del padrino, que sustituye esa parte y fortalece los tratamientos”.

Aseguró que la FECETRA y otros centros contribuyen a disminuir la violencia a través del tratamiento, lo cual es parte de la prevención y atención; “por cada persona adicta en tratamiento se disminuyen los delitos que pudiera cometer durante el día”, reveló.

“En Colima existen cerca de 55 centros, donde atienden de 45 a 50 personas, estamos hablando de un gran numero delitos, por ello la importancia de la educación de las conductas antisociales”, dijo para concluir.

Botón volver arriba