Caducaron medicamentos en almacén de Salud por sobre existencia

“La razón por la cual caducaron medicamentos en el almacén central de la Secretaría de Salud fue porque desde el año 2014 y 2015 se programaron en las compras consolidadas a nivel nacional del Instituto Mexicano del Seguro Social, 469 claves, resultando adjudicadas 201 claves por un monto de 10.1 millones de pesos, y en lugar de pedir que los surtieran de manera diferida, enviaron en una sola entrega lo solicitado”.

Al comparecer ante diputados de la Quincuagésima Novena Legislatura del Estado, el secretario de Salud recordó que desde el 28 de marzo se presentó un problema en la conducción de aguas negras originado por una ruptura en la red, debido al desgaste de la tubería, resultando en el derrame de desechos en el techo del pasillo interior en el área de terapia intensiva.

El secretario de Salud del estado, Miguel Becerra Hernández, explicó a los diputados que en el año 2016 se programaron 202 claves de medicamentos e insumos en la compra consolidada nacional del IMSS, de las cuales se adjudicaron 155 claves con un monto de 15.08 millones de pesos.

Para el año 2017 no se programó la adjudicación de material de curación a través de la compra consolidada nacional del IMSS y el nivel de abasto de dichos insumos fue insuficiente hasta en un 60%, subrayó Becerra Hernández, quien agregó que para ese año se abasteció a las unidades con claves de material de curación existentes en el almacén central de compras anteriores y se llevó a cabo el proceso de licitación estatal correspondiente para adquirir las claves faltantes para el resto del ejercicio fiscal.

El secretario de Salud y Bienestar Social del estado dijo que la licitación se declaró desierta por la insuficiencia presupuestal, lo que derivó en compras urgentes y directas a través de cotizaciones de mínimo tres proveedores para solventar las necesidades de las unidades.

Añadió que durante los ejercicios fiscales previos a 2018, la problemática sucedida “es que una gran cantidad de insumos fueron adquiridos mediante pedidos de una sola entrega por la cantidad máxima de la compra, en lugar de solicitar insumos de modo abierto, una cantidad mínima y máxima, a través de un pedido mensual que considerara obligadamente la existencia de los insumos del almacén”.

Respecto a por qué caducó el medicamento, explicó que en el almacén central de la dependencia, en los años fiscales previos a 2018 se pidieron y recibieron insumos sin realizar análisis previos, lo cual derivó en que hubiera una sobre existencia en algunos insumos y desabasto en otros.

El secretario de Salud dijo que eso debe quedar muy claro, “porque a veces vemos que hay declaraciones en el sentido de que se caducó, sí, pero cuando se recibe un fármaco, debe de tener mínimo un año antes de su caducidad”.

4 semanas más de rehabilitación para el HRU

Los trabajos de rehabilitación del área de terapia intensiva del Hospital Regional Universitario (HRU) durarán cuando menos cuatro semanas más, anunció el secretario de Salud y Bienestar Social del Gobierno del estado, Miguel Becerra Hernández.

Según el funcionario de Salud, se atendió el reporte y de inmediato se procedió a cerrar el área, evacuando a los pacientes a un lugar seguro, y se inició la atención del problema.

Becerra Hernández explicó que se están realizando trabajos para sondear la tubería y sustituir la dañada; sellar tuberías y cambiar los aislamientos de tubería al vapor, de agua caliente, de aire acondicionado, cambiar el plafón de las áreas afectadas, aplicar  pintura antibacterial en los muros, colocar nuevos conectores de energía eléctrica, así como el suministro y colocación de un nuevo lavafondos.

De acuerdo con lo señalado por Becerra Hernández, los trabajos concluirán en cuatro semanas más.

Según el funcionario, “no ha habido ningún riesgo para el usuario, pacientes y los trabajadores del hospital. La atención de los pacientes en el HRU se está realizando en la USI que está en el siguiente piso, algo que se construyó como tal, por lo que no es un área improvisada, sino que es un área de cuidados intensivos”.

Señaló que desde que inició el problema se ha atendido a 9 pacientes, 6 adultos y 3 pediátricos.

El secretario de Salud y Bienestar Social del estado, Miguel Becerra Hernández, acudió al Congreso del Estado donde sostuvo una reunión de trabajo con diputados de la Quincuagésima Novena Legislatura, quienes solicitaron su presencia para aclarar diversos hechos relacionados con la dependencia a su cargo, entre ellos, la situación actual del rompimiento del drenaje en el HRU y las medidas tomadas para solventar el tema de desabasto de medicamentos en hospitales y centros de salud.

Sistematizado, el abasto de medicamentos

Por otra parte, al referirse al abasto de medicamentos en los centros y hospitales de la Secretaría de Salud, dijo que esos servicios en la entidad cuentan con un contrato adjudicado a una empresa para la dispensación de farmacias, las cuales se encuentran ubicadas en las instalaciones de los hospitales Regional Universitario, General de Tecomán, General de Manzanillo, Materno-Infantil, General de Ixtlahuacán y el Estatal de Cancerología.

El funcionario estatal señaló que se cuenta con un sistema de información de registro, unificando el almacén y las unidades médicas de la red de servicios de salud.

Becerra comentó que esa herramienta fue creada por el área de sistemas del almacén central, y que actualmente funciona como tal en ese sitio y se está implementando en una plataforma web para sistematizar y controlar las programaciones y consumo de las unidades, de acuerdo a lo que la propia área solicita como consumo promedio mensual, lo cual le permite prever desabastos y caducidades por sobre existencias.

Durante la comparecencia, el funcionario se refirió a la certificación de clínicas y centros de salud: “La acreditación y reacreditación se constituye como el proceso que establece la Dirección General de Calidad y Educación en Salud, de garantía de calidad que se realiza mediante la autoevaluación y la evaluación externa a los establecimientos de salud, con el fin de constatar que cumplen satisfactoriamente con criterios definidos de capacidad, seguridad y calidad, así como con un poco de gestión de procesos para satisfacer las necesidades de los usuarios y garantizar la calidad de la atención”.

Mientras que la certificación, subrayó, es un proceso totalmente diferente, ante una instancia diferente, aseguró.

“La acreditación y reacreditación de unidades no es un requisito obligatorio para operar un establecimiento de salud, eso lo dice la ley”, dijo Becerra, al tiempo que mencionó que el 1 de agosto de 2012, mediante el oficio de la Dirección General 167/2012, la Digem modificó el manual del sistema de acreditación y garantía de calidad de establecimientos para la prestación de servicios de salud, estipulando que la vigencia de los dictámenes de acreditación sería indefinida.

Compartir:
Califica esta Noticia
Sin Comentarios

Deje su Comentarios