Campus universitario alimentado por la energía de sus alumnos

En una escala macroscópica, cabe la posibilidad de utilizar nuestro ejercicio físico y nuestros movimientos para suplir nuestras propias necesidades cotidianas de electricidad con energía limpia y renovable. En eso consiste el proyecto Human Power Plant, un caso de estudio presentado en la Universidad de Utrecht que sopesa la posibilidad de abastecer de energía un edificio mediante la electricidad generada por sus habitantes.

De acuerdo con las previsiones, bastaría con entre una y dos horas de ejercicio al día, sobre todo con cintas andadoras de gimnasios, aunque también con máquinas de ejercicios en las habitaciones de los estudiantes, para suplir las necesidades de iluminación, carga de teléfonos móviles y uso de portátiles. Por ejemplo, una bicicleta estática puede generar entre 75 y 100 vatios. El objetivo sería una huella de carbono cero, sumada a una mejora en la condición física de los alumnos.

Print Friendly, PDF & Email
Sin Comentarios

Deje su Comentarios