Catar 2022

Canta Francia “Freed from desire” para celebrar su clasificación

“Puede convertirse en el himno de este Mundial”, aseguró Raphael Varane sobre la canción Freed from desire (Liberados del deseo), de la italiana Gala, que los jugadores franceses entonaron hace un par de días para celebrar su clasificación a Octavos de Final del Mundial de Catar.

El tono de la conocida canción muestra el desenfado que vive la expedición francesa, entre serenidad y determinación para afrontar su intento de revalidar la corona mundial.

Francia no se ha visto afectada por la oleada de lesiones que marcaron los meses previos a la competición, incluso los días antes de su debut, cuando se conoció la baja del Balón de Oro Karim Benzema.

Mattéo Gendouzzi, que no ha disputado ni un segundo en lo que va de Mundial, parecía uno de los más felices del vestuario en las imágenes de la celebración de la victoria contra Dinamarca que les colocaba en Octavos.

No quieren nada que distraiga del objetivo, ni siquiera las noticias que apuntan a que sin Benzema la vida del grupo es más serena, desmentidas con contundencia por su compañero de equipo en el Real Madrid, Aurelién Tchouaméni.

El nombre del Balón de Oro regresó a la actualidad después de que se informara de que el jugador está a punto de regresar a los entrenamientos con el Real Madrid y que la FIFA asegurara que, si se recupera, podría regresar al grupo, algo poco probable si se conoce la personalidad del seleccionador, Didier Deschamps.

Por ahora, Francia ha tenido una andadura pacífica y el seleccionador no quiere nada que pueda enturbiarla. Encima de su mesa, sin embargo, un asunto espinoso: ¿Debe dar descanso a Kylian Mbappé?

La lógica de las rotaciones dice que sí, pero el atacante del PSG está en busca de todos los récords y cada minuto en el campo es una ocasión para perseguirlos.

Mbappé se siente “liberado del deseo”, como reza la canción que entonaron los internacionales franceses y que esperan volver a entonar, porque será sinónimo de que avanzan por el buen camino para revalidar el título conquistado hace 4 años en Rusia.

La artista italiana, que popularizó la canción en los 90, pareció encantada de que haya cobrado una nueva vida gracias a la campeona del Mundo, que hace 4 años se decidió por melodías más nacionales como Champs Elysées o, en el tramo final, Ramenez la coupe à la maison de Vegedream.

“Los jugadores celebran su victoria con mi canción Freed from desire. Francia tiene un lugar especial en mi corazón por el amor que siempre me ha mostrado por mi canción y por mí como artista”, indicó la cantante a través de las redes sociales.

El camino de esa canción hasta el vestuario francés no es sencillo de seguir. Lanzada en el 96 y popularizada a escala planetaria un año después, vivió una segunda juventud 20 años más tarde, cantada por los aficionados norirlandeses durante la Eurocopa de Francia, aunque con otra letra.

Desde entonces suena en muchos estadios de todo el mundo y puede que así haya llegado al vestuario francés.

La selección francesa se ha habituado a elegir una canción que acompañe sus éxitos, una costumbre que comenzó en 1998, cuando el equipo liderado por Zinedine Zidane celebró el Mundial conquistado en su casa a ritmo de I will survive de Gloria Gaynor.

Con información de EFE

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba