Capacitan sobre protocolo para atender violencia de género, en Manzanillo

*“Lo importante de estas medidas es que intentan disipar las controversias y no tiene que ver con las preferencias personales y valores individuales, sino con el marco normativo que debe regir la convivencia en sociedad”: Antar Martínez, experto.

Esta semana, autoridades universitarias y académicos brindaron una capacitación sobre el Protocolo para la atención integral de la violencia de género en el Centro de Tecnología Educativa del campus el Naranjo de la Universidad de Colima, en Manzanillo, evento al que asistió personal administrativo y docente de los planteles y dependencias de ese municipio.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Estuvieron presentes Rafael Solís, delegado en Manzanillo; varios integrantes de la Comisión de Seguridad y Protección Civil Universitaria: Christian Torres Ortiz, secretario general; Priscilia Álvarez, delegada del campus Colima; Elías Flores, abogado general y Vianey Amezcua, coordinadora general de Comunicación Social, así como los integrantes del Comité de Ética para la Atención de la Violencia de Género: Aimé Tapia, Azucena Evangelista, Nancy Molina y Antar Martínez.

Durante la capacitación y presentación del protocolo, Christian Torres-Ortiz dijo que desde febrero del 2018 el Rector José Eduardo Hernández Nava presentó 16 protocolos importantes para la institución, uno de los cuales aborda la violencia de género, y que desde ese momento ha seguido una etapa de mucho aprendizaje para enriquecer y fortalecer el protocolo que ahora se está difundiendo en la comunidad universitaria.

Por su parte, Priscilia Álvarez ofreció una introducción al protocolo e indicó que el objetivo de seguir dicho documento es atender mejor las quejas y garantizar que los casos presentados en la Oficina del Abogado General sean atendidos con enfoque de Derechos Humanos y perspectiva de género.

A los presentes, les explicó que hay tres instancias responsables de la aplicación e interpretación del protocolo actual: el Comité de Ética para la Atención de la Violencia de Género, la Comisión de Seguridad y Protección Civil Universitaria y la Oficina del Abogado General, y detalló además que el procedimiento consta de seis momentos desde el primer contacto con el afectado o afectada hasta la resolución y aplicación de las sanciones convenientes.

Al momento de su intervención, Elías Flores manifestó que la UdeC se adapta y es autónoma para garantizar el bienestar de sus estudiantes y trabajadores. Enfatizó que la atención a la persona afectada se hará con suma responsabilidad y advirtió que la omisión de pruebas por parte de un responsable o directivo le traerá sanciones: “Es un tema que sucede y ahora tenemos un instrumento para aplicar”.

Las sanciones, precisó, variarán de acuerdo al daño y consistirán en amonestación, suspensión o hasta recesión de la institución. También dijo que, aunque se tomen medidas cautelares durante el dictamen y resolución por parte de la UdeC, en el caso de delitos de índole sexual nada impide que el afectado o afectada acuda a presentar su denuncia a la fiscalía para la emisión de una sanción penal.

Antar Martínez, como especialista, mencionó que el protocolo se asocia con otros elementos normativos y responde a una serie de cambios de gran magnitud, dentro del marco de transformaciones históricas actuales: “Lo importante de estas medidas es que intentan disipar las controversias y no tienen que ver con las preferencias personales y valores individuales, sino con el marco normativo que debe regir la convivencia en sociedad”.

Para aplicar debidamente dicho protocolo, continuó, “es necesario conocer los conceptos de género, violencia de género, acoso, y hostigamiento. Es una responsabilidad ética, humana y sobre todo institucional el crear una sociedad mejor y acompañar este tipo de medidas con la educación”.

Posteriormente, Nancy Molina explicó algunas consecuencias de la violencia de género que puede presentar la persona afectada, tales como depresión, ansiedad, fatiga, falta de motivación, dificultad para la concentración, baja autoestima, dolores, náuseas, disturbios de sueño y problemas relacionados con el ejercicio laboral, como ausentismo.

E protocolo se encuentra disponible en la página web universitaria www.ucol.mx, así como en medios impresos y redes sociales, entre otros medios.

Print Friendly, PDF & Email
Sin Comentarios

Deje su Comentarios