Cita FGR a comparecer a activista que tomó la CNDH

Erika Martínez, activista y madre de una víctima de violencia feminicida, anunció que abandona la Okupa instalada en las oficinas de la CNDH en el centro de la CDMX y anunció que ha sido citada a comparecer junto con su hija ante la FGR, al parecer por la toma de este lugar.

Dijo que fue notificada por las autoridades federales, sobre el requerimiento de su presencia y la de su hija ante la autoridad judicial, como imputadas y sin detallar el delito, advirtió que con esta acción se les criminaliza por ejercer su derecho a la protesta y se les penaliza por buscar acceder a la justicia.

Cabe recordar que en la toma de las instalaciones de la CNDH que se ubican en la calle de República de Cuba en el Centro Histórico, una de las más activas fue precisamente Erika Martínez, quien, junto con otras feministas y madres de víctimas, pretendió subastar el cuadro de Francisco I. Madero que fue “intervenido” por su propia hija al pintarle flores, los labios rojos y el cabello morado.

Desde el pasado 4 de septiembre un grupo de activistas encabezadas por Ericka Martínez e integrantes del “Bloque Negro”, permanecían en las oficinas de la Comisión, la cual volvieron albergue para mujeres e infancias violentadas.

Poco a poco activistas como Yessenia Zamudio y otras, abandonaron el lugar entre acusaciones de las partes de mal uso de las instalaciones, irregularidades en el manejo de las instalaciones y violencia incluso física.

En esta ocasión, a través de un comunicado, Martínez lamentó que la FGR haya integrado en cinco meses una investigación contra quienes tomaron las oficinas, mientras que los expedientes de las denuncias por los delitos de que fueron víctimas permanezcan sin avance alguno.

Print Friendly, PDF & Email
Sin Comentarios

Deje su Comentarios