Opinión

COLUMNA: A propósito

La iglesia de AMLO y la iglesia de Dios

Por Fernando Moreno Peña

El presidente de la Confraternidad Nacional de Iglesias Cristianas y Evangélicas,(Confraternice), Arturo Farela Gutiérrez, acusa a la jerarquía eclesiástica de querer “incendiar el país”:

Este personaje, Arturo Farela Gutiérrez, es el líder de las iglesias cristianas evangélicas que se identifican con el presidente AMLO y él también ha expresado sus preferencias a este liderazgo religioso y a las iglesias que representan. 

Desde el inicio de su gobierno, AMLO le dio la encomienda a este líder religioso para que distribuyera a nivel nacional “la cartilla moral”, lo que resultó ser un fracaso. Igual ocurrió cuando el presidente Trump pretendió imponer aranceles para obligar a AMLO a usar la Guardia Nacional para detener migrantes, como aceptó y lo hizo. El gobierno de México organizó en Tijuana BC el evento de la dignidad nacional y el orador a nombre de las iglesias fue Arturo Farela Gutiérrez.

A raíz del asesinado de los jesuitas, y que la iglesia católica organizó como protesta la jornada de oración por la paz, y ha venido criticando duramente la política de abrazos y no balazos, el gobierno federal, comenzó a utilizar al religioso Arturo Farela para atacar ala iglesia católica. 

Arturo Ferela afirma:  “La Iglesia católica busca que se utilice la mano dura para combatir al crimen, porque desde que AMLO ganó la Presidencia hubo un rechazo de un importante sector de la jerarquía católica, por eso sus ataques contra este gobierno”.  

“No sé si esa sea la razón por la que el presidente no los ha recibido, como antes lo hacían los presidentes de sexenios pasados, sin dejar de ser un país laico. La jerarquía católica pretende incendiar el país, que sea como sea, está siendo gobernado a través de la paz y francamente equivocadas las críticas vertidas por sacerdotes y obispos de la Iglesia católica por la inseguridad que enfrenta el país”.

“Ellos no se están rigiendo por lo que deberían de enseñar, que es la Biblia como palabra de Dios. En la Biblia encontramos una máxima de Jesucristo que dice: ‘Amarás a tu prójimo como a ti mismo’. Si los obispos católicos tuvieran prácticas y enseñanzas cristianas, dejarían de estar no solamente criticando las políticas públicas del gobierno federal, sino que ellos mismos estarían dando opiniones fundamentadas en las enseñanzas de Jesucristo, y no lo hacen”. 

“Como AMLO no se ha ceñido a la voluntad de la jerarquía católica, ésta revira con críticas contra la actual administración, “que son sin fundamento, sin razones y sin argumentos. Con esto, podemos darnos cuenta de que la jerarquía católica no desea el bien de México, sino todo lo contrario: está tratando de incendiar al país”.

“Hay paz en el país, que no existen grupos armados en Guerrero, en Chiapas, en Michoacán o en cualquier otra parte de la República.

“El México de hoy es muy distinto, ahora es un país institucional que se ciñe al respeto del Estado de derecho. Por ello, debemos apoyar al presidente y dejar de hacerle esas críticas destructivas. No existen fallas o errores en el actual gobierno, ni nada que cuestionarle a López Obrador”.

“La educación espiritual es importante y eso es lo que el presidente frecuentemente está tratando de instruir a los mexicanos sobre ese tema como base fundamental para erradicar la violencia.”

“Se puede combatir la violencia enseñando principios de amor al prójimo. El presidente en las mañaneras insiste en hablar de las enseñanzas cristianas, que entiende una buena parte del auditorio”.

“La estrategia abrazos, no balazos. A nosotros nos parece la correcta porque creemos que la violencia no se debe combatir con violencia. Abrazos, no balazos significa amor al prójimo, significa convivencia fraternal. Y atacar los orígenes de la violencia enseñando principios de amor al prójimo son fundamentales para que no tengamos un México lleno de violencia”.

La Iglesia católica responde 

Mario Ángel Flores, exrector de la Universidad Pontificia de México, dijo a EL UNIVERSAL que la iniciativa católica es un llamado a la conciencia de los mexicanos para pacificar al país.

El director del Centro Católico Multimedial, Omar Sotelo, subrayó a su vez que no porque hablen de paz permanecerán callados ante las injusticias que vive México.

La jerarquía católica afirmó que desde hace tiempo México está incendiado por la violencia y la criminalidad sin control por la impunidad, uno de los problemas que se han agudizado en este gobierno.

“Así que nadie está comenzando un incendio, lo que está haciendo la Iglesia es tratar de que esta situación llegue a un control, porque cuando un bosque se incendia y lo único que hacemos es contemplarlo, pues el incendio sigue y se acrecienta con mayor fuerza”.  

“Estamos llamando a la responsabilidad de las autoridades para revisar sus estrategias y para asumir su compromiso. No ha habido una respuesta. Al contrario, ha habido rechazo y todo mundo lo puede ver.”

“La Iglesia, después de ese rechazo, que incluso incluyó insultos, no respondió de una manera inadecuada o violenta. Al contrario, la Iglesia ha llamado a la oración, al compromiso, a la paz. No estamos llamando a un incendio”.

“Este gobierno trabaja con los suyos y para los suyos. El 80% de los mexicanos quedan fuera de su horizonte. El Ejecutivo federal ha privilegiado a una organización religiosa que es pequeñita pero tiene mucha injerencia política. No hay un interés político en la mayoría de las asociaciones religiosas, hay un interés de lo propio. Todos nos damos cuenta del gran espacio que esta administración le concede a un pequeño grupo”. (A los evangelistas de Farela).”

“Las opiniones que la Iglesia ha realizado no son ataques, son críticas que son válidas. Y sólo estamos ejerciendo un derecho consagrado en la Constitución. Nosotros estamos dispuestos a colaborar, a abrir espacios de diálogo. Lo que nos está faltando, el diálogo. Estamos siendo gobernados con un monólogo interminable. Todos los días escuchamos un monólogo. ¿Dónde está el diálogo? Eso es precisamente lo que estamos pidiendo nosotros”.

“No es papel de un gobierno asumir una prédica religiosa, sino cumplir con sus exigencias constitucionales.”

“Un gobierno que ataca, que divide, ¿dónde deja el amor al prójimo? ¿Dónde está? ¿De qué sirve saludar sólo a los que te saludan?, ¿de qué sirve querer sólo a los que te quieren?, ¿de qué sirve ayudar sólo a los que te ayudan?, dice el evangelio. De nada. El prójimo somos todos, no hay una visión selectiva, como se está realizando”. 

El director del Centro Católico Multimedial (CCM), el padre Omar Sotelo, recalcó que no porque la Iglesia católica hable de paz, se quedará callada ante las injusticias que vive el país.

“La Iglesia anuncia el Evangelio, pero también denuncia aquellas injusticias que van en contra del Evangelio. Una iglesia que no denuncia es una iglesia que no sirve para nada”.

El padre Sotelo reiteró que la Iglesia católica no necesita estar aliada a un partido político ni darle coba a ningún presidente o estar bajo alguna autoridad para hacer realidad el Evangelio.

“No necesitamos quedar bien con nadie, ni con el presidente. Si hay acciones en este y otro gobierno que van en contra de las enseñanzas por parte del Evangelio, la Iglesia está para denunciarlo”. 

“La frase de abrazos, no balazos se ha dicho en un contexto que lamentablemente se ha politizado y, que me disculpe el presidente, pero estas frases las ha politizado y ha usado al servicio de sus estrategias, pero tiene que reconocer que las estrategias están expuestas a correcciones. No por el hecho de que él las diga no pueden corregirse”.

El padre Sotelo enfatizó que sería muy sabio aceptar que la estrategia no está funcionando y que es necesario corregirla, pues en el país hay más de 100 mil desaparecidos y más de 300 mil muertos, entre ellos, periodistas, sacerdotes, hombres y mujeres en toda la República. “México es un país grandioso que no merece vivir lo que está pasando.

La disputa está clara, la iglesia de AMLO contra la iglesia de Dios.

Las opiniones expresadas en este texto periodístico de opinión, son responsabilidad exclusiva del autor y no son atribuibles a El Comentario.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba