COLUMNA: A Propósito

Muy bien lo del General

Por Fernando Moreno Peña

Cuando el general Cienfuegos fue detenido por el gobierno de EUA, el pasado mes de octubre, se consideró en ese momento que era una jugada de dos bandas de común acuerdo el presidente Trump y AMLO, porque en la elección norteamericana, este hecho fortalecía la narrativa de Trump en sus acusaciones de corrupción a los políticos mexicanos y justificaba así su política injerencista en contra de nuestro país y, además, la reacción inmediata de AMLO de que la detención del General era una prueba de la degradación política de gobierno anteriores.

Pero la presión del ejército porque se reivindicará su honestidad y se limpiara el nombre del exsecretario de la Defensa, obligó al presidente AMLO a rectificar su discurso y exigir al gobierno de Trump las pruebas y la aclaración del caso. La buena relación de AMLO con Trump hizo posible que después de la elección de EUA el general fuera regresado a México libre de cargos en EUA con el compromiso de que en México habría una investigación con los datos aportados por el gobierno vecino.

La exoneración del General

Así lo reconoció el gobierno de EUA cuando el gobierno de México reclamó la detención del general Cienfuegos, argumentando que no avisaron de su detención porque el General Cienfuegos no era el objetivo principal.

La Fiscalía General de la República exoneró de todo cargo al general Salvador Cienfuegos, relacionado con el narcotráfico y con la investigación que el gobierno norteamericano realizó para detenerlo La Fiscalía General de la República consideró que eran insuficientes, ajenas a la realidad y que quedaban sin sustento, las pruebas presentadas por la DEA y entregadas al gobierno mexicano para que realizara una investigación en México sobre las acusaciones hechas en EUA al general Cienfuegos y desestimó las grabaciones sobre supuestas conversaciones del general Cienfuegos y el capo Juan Francisco Patrón Sánchez, el H2.

La Fiscalía, a través del ministerio público federal, notificó a las autoridades de EUA su resolución de “no ejercicio de la acción penal” contra el general Cienfuegos Zepeda. A través de un comunicado, dio a conocer que durante dos meses analizó en forma independiente las pruebas referidas; y, además, obtuvo sus propios datos de prueba llamando a declarar al acusado y recibiendo de él toda la información que se le solicitó.

Agregó “que la integración de todo el expediente llevó al MPF a la certeza de que el general Salvador Cienfuegos no realizó acto alguno del que pudiera probarse cualquier conducta delictiva, respecto a las acusaciones que se le hicieron en los Estados Unidos y que le fueron retiradas por las autoridades de ese país”.

1.- La agencia antidrogas estadunidense no entregó un solo elemento que acreditara cómo certificó que el ex secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos Zepeda, era a quien los integrantes del cártel liderado por Juan Francisco Patrón Sánchez, El H-2, llamaban El Tío, y que presuntamente apoyaba el trasiego de droga para este grupo de los Beltrán Leyva hacia Estados Unidos.

2.- La DEA no intervino las líneas telefónicas del ex secretario de la Defensa para confirmar su participación en hechos delictivos; se demostró que el general no tenía ni usaba teléfono BlackBerry; o sea, que la DEA intervino grabaciones de los narcotraficantes que hacían menciones de un general retirado que los protegía.

3.- Fiscales y peritos revisaron las pruebas enviadas por la DEA y concluyeron que el supuesto funcionario fue suplantado por el segundo hombre en importancia en el grupo dirigido por El H-2, Daniel Isaac Silva, El H-9, y uno de sus hombres más cercanos, fue quien fingió tener contacto con el ex secretario de la Defensa, contar con su apoyo para trasegar droga a Estados Unidos y ser apoyados en sus operaciones en territorio mexicano.

4.- Las conversaciones que obtuvo la DEA no identifican la verdadera personalidad de quien es denominado como El Tío, (supuestamente Cienfuegos Zepeda), ni tampoco se realizaron peritajes que demostraran que el acudió a algún encuentro o que las fechas, sitios y horarios en que supuestamente se encontraron los integrantes del cártel con Cienfuegos Zepeda.

AMLO declara

El presidente AMLO respaldo la decisión de la FGR y afirmó:

1.- La DEA fabricó delitos al ex secretario de la Defensa Nacional y lo acusó sin pruebas.

2.- Que su gobierno tampoco se presta a venganzas ni a crear chivos expiatorios.

3.- Señaló que están abiertos a recibir más pruebas contra el general, si así fuera el caso, pero no especulaciones o fabricación del delito, ni tampoco venganzas ni intimidaciones.

4.- El Presidente precisó que su gobierno avala y respalda la decisión de la FGR porque la DEA no actuó con profesionalismo; al contrario, operó a la ligera, inventó delitos.

5.- La forma en que ocurrió la detención del general, muestra también el incumplimiento de Estados Unidos en acuerdos de intercambio de información, aunque ofreció transparencia si es que la DEA responde que sí tiene pruebas de otro tipo.

6.- El mandatario consideró que los elementos presentados por el gobierno de Estados Unidos no tienen ningún valor probatorio.

7.- El Presidente agregó que no se puede dejar en entredicho al gobierno de la República ni a sus instituciones, por lo cual se tomó la decisión de dar a conocer todo el expediente y “ofrecemos disculpa al gobierno de Estados Unidos por actuar de esta manera”.

Respuesta de EUA

1.- Estados Unidos rechazó que la DEA, fabricó pruebas contra el ex titular de la Secretaría de la Defensa Nacional y puso en duda la cooperación bilateral a futuro.

2.- El Departamento de Justicia de EUA aseguró que los documentos publicados por México muestran que el dosier contra el general Cienfuegos no fue inventado, estamos profundamente decepcionados por la decisión de México de cerrar su investigación y compartir la información que le fue compartida de forma confidencial.

3.- El Departamento de Justicia de EUA acusó que el Gobierno mexicano violó el Tratado de Asistencia Legal con Estados Unidos, al difundir materiales confidenciales sobre el caso del ex Secretario de la Defensa: “Publicar dicha información cuestiona si Estados Unidos puede continuar compartiendo información para apoyar las propias investigaciones criminales de México”.

4.- “Los materiales difundidos hoy por México muestran que el caso contra el General Cienfuegos, de hecho, no fue inventado”, dijo la dependencia.

5.- “La información en la que se basó para acusar al General Cienfuegos fue recopilada legalmente en EU, de conformidad con una orden judicial apropiada de EUA, y en pleno respeto de la soberanía de México”, insistió.

Lo que está claro es que el expediente contra el General Cienfuegos tiene como principales evidencias las conversaciones que Daniel Isaac Silva el H9 y su jefe Juan Francisco Patrón Sánchez el H2, sostuvieron en cinco aparatos en BlackBerry entre diciembre del 2015 y febrero del 2017, cabe destacar que ambos narcotraficantes ya están muertos y no podrán jamás testificar en contra del

General Cienfuegos

Además, el departamento de justicia de EUA aseguró al gobierno mexicano que la DEA no investigó al general Salvador Cienfuegos Zepeda como un “objetivo principal y tampoco interceptó sus comunicaciones”. El militar “fue acusado como un co-conspirador después de haber sido identificado personalmente en las pruebas interceptadas que se desarrollaron” en contra de los narcotraficantes ya citados, e identificados como parte del cártel de los Beltrán Leyva.

El gobierno de EUA está enojado con el gobierno de México, con la declaración mexicana de que la DEA inventó pruebas, se acredita que el gobierno de Trump no era amigo del gobierno de AMLO.

Es cierto que la DEA va a cobrar el agravio y la acusación mexicana, pero el presidente AMLO no podía ya seguir supeditado en la relación bilateral al presidente Trump y el tema de la seguridad binacional tendrá serios inconvenientes y mutuas desconfianzas, en perjuicio para ambos países.

Ya vienen nuevamente los flujos migratorios del sur y se espera que con el gobierno de Biden, regresemos la dignidad a nuestra política migratoria pisoteada por el gobierno de Trump.

Así terminamos mal con Trump y parece que no empezamos bien con Biden y, además, ya no tendremos vacunas las próximas tres semanas, pero el INE ya determinó, como aquí lo adelantamos, el tapabocas electoral.

 

 

Las opiniones expresadas en este texto periodístico de opinión, son responsabilidad exclusiva del autor y no son atribuibles a El Comentario.

Print Friendly, PDF & Email
Etiquetas
Sin Comentarios

Deje su Comentarios