COLUMNA: A propósito…

Beatriz Paredes opina

Por Fernando Moreno Peña

Siempre resulta aleccionador e interesante conocer las opiniones de la senadora Beatriz Paredes Rangel y hacerlas públicas en momentos en que México requiere que las mentes lucidas de la política mexicana enriquezcan el debate nacional. El pasado domingo 14, en entrevista publicada en el periódico La Jornada, Beatriz Paredes expresó lo siguiente:

1.- “En 2018 la gente no votó por una revolución, sino por un cambio en el contexto del sistema democrático que respeta las garantías individuales y sociales. Y para hacer mejor las cosas, en una realidad mundial de economía mixta y de mercado. No es porque me guste o no. Así es”.

Efectivamente, el voto mayoritario en 2018 no fue para mandar al diablo las instituciones, ni para centralizar el poder.

2.- “Una estrategia de polarización tiene funcionalidad y es pertinente para un líder político, pero no en un gobernante cuya función es trabajar para y con todos; con su propia visión y tendencia sí, pero con todos sentados a la mesa y atención equitativa”.

AMLO polarizó la elección del 2018 y aglutinó a miles de personas, corrientes y organizaciones que deseaban un cambio en la política mexicana, y polarizar desde la oposición le dio el triunfo electoral, olvidando que para gobernar es necesario conciliar y no seguir administrando el conflicto.

“Es esencial recuperar la agenda del diálogo, que no supone para ninguna de las partes abdicar de principios y propósitos, sino exponer razones, convencer a los otros y generar acuerdos”.

El presidente AMLO instauró el monólogo en las mañaneras, canceló el debate y descalifica a quienes piensan diferente.

“Este país es muy fácil de polarizar, lo difícil es conciliar. El gran desafío es lograr la incorporación de quienes requieren más oportunidades y recursos, pero sin la fantasía de que se debe eliminar a los otros porque entonces eso sí genera una gran crispación e inviabilidad en el curso del tiempo”.

AMLO en su polarización, pretende beneficiar desde el Gobierno únicamente a los pobres, y confrontarse con las clases medias y los sectores empresariales, que son los que pagan los impuestos y generan la riqueza que se reparte a través de los programas sociales.

“Imaginaba un robustecimiento de los poderes y mayor equilibrio entre éstos; esperaba avances y planteamientos sugestivos del progresismo contemporáneo. Y hasta ahora no he visto eso”.

3.- “No creo que el centralismo sea una opción eficiente ni funcional para un país de 126 millones de habitantes, tan diverso y con tantas regiones. En los temas trascendentales, las cosas no caminan como hubiera imaginado, y en las cuestiones de coyuntura y eficacia, no veo los resultados pertinentes”.

El enfrentamiento permanente con los gobernadores, la centralización del poder y de los dineros públicos, confrontan a la Federación y cancela el dialogo entre los diferentes niveles de gobierno.

“Advierto una vuelta al centralismo, e incomprensión a los estados y municipios. Esto me sorprende sobre todo por los antecedentes de un político local en el Gobierno. Me azora la falta de apoyo al campo y a la pesca. Se desaparecieron programas cruciales para la producción y la alimentación. Me resulta un planteamiento muy incompleto que todo se piense resolver con transferencias monetarias reducidas y sin atender el conjunto del proceso productivo”.

AMLO siempre se pronunció desde la oposición en contra del centralismo presidencial, ahora lo ejerce sin límites, pero también sin resultados positivos.

4.- “Hay que garantizar la legalidad de la elección. Es fundamental que el gobierno saque las manos de los comicios”.

AMLO quiere estar en la elección, violenta la Constitución al descalificar a candidatos, partidos y alianzas opositoras y utiliza la mañanera y los medios de comunicación oficiales para ser actor en la elección 2021.

“Simplemente que se apliquen a sí mismos lo que siempre exigieron de otros partidos políticos cuando no estaban en el poder. Y por supuesto, respetar los resultados”.

“Garantizar la autonomía y el respeto a los órganos electorales constituidos. Me parece incomprensible la embestida periódica al Instituto Nacional Electoral, institución que costó muchísimo esfuerzo construir y que sin duda es perfectible”.

Su reiterado intento por desprestigiar al INE, violenta también el proceso electoral.

Los riesgos de la gobernabilidad

En un estudio de Integralia Consultores, que encabeza Luis Carlos Ugalde, expresidente del INE, presenta los 10 principales riesgos para 2021 que pueden afectar el entorno de negocios y la gobernabilidad del país.

1.- “Fallas en la estrategia de contención y vacunación contra la Covid-19, por lo que se prolonga la contingencia sanitaria, lo cual aumenta los riesgos de deterioro económico e ineficacia gubernamental”.

Este riesgo es una realidad con 2 millones de contagios y más de 200 mil fallecimientos, el gobierno no atiende la pandemia, administra la catástrofe dirigida y anunciada por el doctor Hugo López-Gatell, y transitamos a un programa de vacunación con alto contenido electoral y muy bajo abasto de vacunas

2.- “El presidente adopta una estrategia desafiante respecto a las decisiones del INE para contener su activismo político, lo cual polariza el ambiente de las campañas. Aumenta los riesgos de conflictos poselectorales y genera incertidumbre jurídica”.

Esta es también una realidad, la permanente descalificación al INE y el permanente activismo presidencial en el proceso electoral.

3.- “Morena obtiene junto con sus aliados una mayoría absoluta en la Cámara de Diputados (50%+1) y el triunfo en al menos la mitad de las 15 gubernaturas en disputa, lo cual conduce a mayor concentración de poder e incertidumbre jurídica”.

Este es un riesgo, que ha propiciado que la alianza PRI, PAN y PRD sea considerada como una alternativa para que morena no tenga la mayoría en el congreso.

4.- “Se recrudece el nacionalismo energético y el presidente López Obrador impulsa una contrarreforma energética., lo cual aumenta el riesgo de deterioro económico”.

Esta también es ya una realidad, que a falta de gas y energía eléctrica sean generando apagones programados y suspensión de la producción automotriz, pilar de las exportaciones, que aumentará el desempleo y prolongará el nulo crecimiento económico.

5.- “El Gobierno federal propone reducir o desmantelar a órganos autónomos y reguladores, lo cual aumenta los riesgos de incertidumbre jurídica e ineficacia gubernamental”.

Las iniciativas de ley presentadas y anunciadas desde el año pasado propiciaron que en el 2020 hizo cayera el 11.7% la inversión extranjera directa.

6.- “Se aprueba reformas sobre outsourcing y Banxico, lo cual tensa la relación con el sector privado y aumenta el riesgo de deterioro económico”.

El riesgo existe, aunque de momento se han aplazado estas reformas que tienen el rechazó del sector empresarial nacional y extranjero.

7.- “Recortes presupuestarios conduce a un deterioro en la provisión de servicios públicos a nivel federal, estatal y municipal, lo cual aumenta el riesgo de ineficacia gubernamental”.

Es lamentable que existan subejercicios en el gasto en materia de salud y que se siga padeciendo la escasez de medicamentos.

8.- “Repunta la incidencia delictiva como resultado de la regularización de actividades económicas y mayores tasas de desempleo y desigualdad”.

La inseguridad y la violencia han superado todas las cifras de años precedentes y el desempleo en el año que terminó dejó sin ingresos a 2.5 millones de trabajadores, 700 mil empleos formales perdidos que estaban registrados en el IMSS y 1 millón 800 mil perdidos en el sector informal y la pobreza laboral aumentó 3.4% durante el 2020 de acuerdo con el Coneval.

El ingreso laboral real per cápita disminuyó de 1,819.55 pesos en el cuarto trimestre de 2019 a 1,773.43 pesos en el cuatro trimestre de 2020.

En el mismo periodo el costo de la canasta alimentaria aumentó en 6.1% en zonas urbanas y en 7.6% en zonas rurales, cifras superiores a la inflación anual, que fue de 3.5%.

9.- “El cambio de administración en Estados Unidos modifica la forma gradual de agenda y el estilo de la relación con Washington, lo cual ocasiona tensiones en la relación bilateral”.

La renuncia de Martha Barcenas a la embajada de Estados Unidos y los errores de la autoridades mexicanas frente al triunfo de Joe Biden, auguran una mala relación.

10.- “El desequilibrio de las finanzas públicas conduce a una reforma fiscal que afecta el clima de negocios, o deriva en una reducción en la calificación de la deuda soberna, con lo que aumenta el riesgo de deterioro económico”.

Después de la elección habrá reforma fiscal, con mayores impuestos y carga fiscal a cargo de los contribuyentes. Los riesgos son ya una realidad, en el primer año de gobierno nos dejaron sin gasolina, en el segundo sin energía eléctrica y ya estamos como Cuba y Venezuela, programando los apagones patrióticos.

Print Friendly, PDF & Email
Sin Comentarios

Deje su Comentarios