Opinión

COLUMNA: A Propósito

Dona Olga y Monreal, primera diferencia

Por Fernando Moreno Peña

La Ministro en retiro, Olga Sánchez Cordero, fue retirada de la Secretaría de Gobernación y enviada de regreso al Senado, lugar donde despachó de septiembre a noviembre de 2018, y de ahí salió a Gobernación.

La salida de la Senadora Olga Sánchez ya la esperaba ella y la opinión pública también, pues únicamente atendía en su encargo los temas de Ayotzinapa, sin ningún éxito ni avance y la verdad es que el Presidente AMLO era su propio Secretario de Gobernación, como lo es también en los demás cargos de gabinete donde es él quien toma las decisiones iniciales y finales y cuando algo sale mal, regaña o desmiente a sus secretarios.

La salida de Olga Sánchez se preveía para después del informe, pero se adelantó porque ya había cuatro mujeres perfiladas en Morena para presidir el Senado y doña Olga debía presentarse al Senado antes del nombramiento de la mesa directiva, porque si no, hubiera regresado como simple Senadora y no como Presidente del Senado, cargo que le da una salida muy decorosa y muy de acuerdo con los atributos y la personalidad moral y política de doña Olga Sánchez.

Cabe destacar que doña Olga no estaba considerada entre los “presidenciables”, y por lo tanto no era ya funcional en Gobernación, ni siquiera como dice la opinión pública, “de simple florero”, porque esa posición sirve para mandar señales, para distraer y para asustar y por eso se ocupaba más que un florero un verdadero “macetón”.

Doña Olga ha estado en los tres Poderes de la Unión, fue ministra de la Corte durante 20 años, Senadora y Secretaria de Gobernación, tal parece que a alguien no le gustó su llegada al Senado, pues se dice que llega para neutralizar a Ricardo Monreal, quien no está en los afectos presidenciales para la sucesión y que doña Olga llega para evitar que la fuerza del Senado catapulte a Monreal a la candidatura presidencial. Doña Olga fue electa presidente del Senado con el menor número de votos de los últimos 30 años y con mayor número de votos en contra, lo que quiere decir que Monreal no quiso que llegara con toda la fuerza.

La primera diferencia de doña Olga con Monreal ya se dio y se hizo pública: la Ley reglamentaria de la revocación de mandato.

La senadora de Morena, Olga Sánchez Cordero, advirtió que “los lineamientos que emitió el Instituto Nacional Electoral (INE) sobre la revocación de mandato no podrán estar por encima de la ley en la materia que aprobará en breve el Congreso y pidió a sus compañeros de bancada mantenerse firmes y no permitir que se trate de confundir a la población, con el cambio de la pregunta que debe formularse a los ciudadanos en torno a la permanencia o remoción del Presidente de la República”. Sánchez Cordero propuso incluir en la misma un artículo transitorio que establezca que esa legislación reglamentaria derogará cualquier normativa u ordenamiento jurídico que se oponga.

Insistió aunque el INE ya publicó sus lineamientos, “éstos de ninguna manera podrían contravenir a la ley, porque una legislación expedida por el Congreso de la Unión tiene mayor jerarquía que cualquier ordenamiento, disposición o normativa de autoridades administrativas”.

Resaltó que la pregunta es la columna vertebral de la Ley Federal de Revocación de Mandato, que tienen que mantener “con firmeza” la redacción propuesta por Morena, incluida en el dictamen que se aprobó ya en comisiones.

La respuesta de Monreal

El coordinador de Morena en el Senado de la República, Ricardo Monreal, adelantó que su grupo está dispuesto a modificar la pregunta incluida en el dictamen de la Ley de Revocación de Mandato para evitar que el asunto se judicialice, como amenaza la oposición.

Dijo que va a acordar otra redacción con los demás coordinadores para llegar el jueves a la discusión con un consenso.

Agregó que conversará con el bloque opositor desde hoy y hasta el jueves, cuando se discutirá en el pleno el cambio de la pregunta.

En el dictamen que se aprobó en comisiones hace varias semanas, se acordó la pregunta: “¿Está usted de acuerdo en que el presidente Andrés Manuel López Obrador continúe con su mandato?”, pero el bloque de contención –constituido por PAN, PRI, MC y PRD–, se opone y propone la siguiente: “¿Estás de acuerdo en que se revoque el mandato del presidente López Obrador por pérdida de confianza?”

Monreal destacó que conversará con los coordinadores con la intención de avanzar en el tema, porque, de lo contrario, probablemente acudan a la Corte o a un tribunal jurisdiccional por la vía de la acción de inconstitucionalidad, lo que llevaría a que esta ley se pueda judicializar y eso nos evite, en tiempo y forma, preparar bien la revocación de mandato”.

Miguel Ángel Osorio, coordinador priista, reiteró que ante la pretensión de Morena de que sea una ratificación del mismo tendrán que presentar una acción de inconstitucionalidad.

Esta diferencia entre doña Olga y Monreal se da en virtud de que el Consejo General del INE aprobó la semana pasada los lineamientos para el ejercicio sobre revocación de mandato y según Lorenzo Córdova, en caso de que el Congreso de la Unión expida la Ley reglamentaria, estos lineamientos se modificarán para garantizar que estén acordes con lo que apruebe el Congreso.

Lorenzo Córdova afirmó: “El INE no pretende legislar ni sustituir al Congreso en sus facultades constitucionales, respetamos las atribuciones que establece la división de poderes en nuestro sistema democrático”.

Lorenzo Córdova, defendió la decisión ante la incertidumbre en el Congreso: “Estamos a 616 días de que se publicó la reforma constitucional, y desde hace 436 habríamos tenido que contar con una ley reglamentaria (…). El INE, en este sentido, no puede especular sobre si habrá o no acuerdo entre las y los legisladores y cuándo ocurrirá esto. Deseamos que esto pueda suceder a la brevedad posible”.

La decisión tiene tres propósitos: subsanar la omisión legislativa de manera precautoria, pues de aprobarse la ley secundaria se modificarían para adecuarla a ésta; adoptar las previsiones presupuestales para financiar el ejercicio y dar certeza a los ciudadanos de su adecuada organización.

El INE aprobó los lineamientos, no por adelantarse al Congreso, sino derivado de las actividades programadas se presente a la Cámara de Diputados el presupuesto del INE que para organizar la revocación será de 3 mil 843 millones de pesos.

El INE determinó que los partidos no podrán participar en la recolección de firmas para solicitar la revocación, pero autoriza que hagan propaganda pero solo con recursos privados y que los partidos tengan representantes en las 161 mil casillas que se prevé instalar.

La fecha del ejercicio de revocación de mandato aprobada por el INE es el 27 de marzo de 2022 y es requisito reunir firmas de por lo menos el 3 por ciento del listado nominal, las que podrán recopilarse del 1 de noviembre al 15 de diciembre, mediante la app oficial, y los promotores deberán registrarse del 1 al 26 de octubre de 2021.

El INE emitirá la convocatoria el 12 de enero de 2022, una vez que se compruebe que se reunió el 3% del listado nominal, 2.8 millones de firmas, aproximadamente, y durante los meses de enero, febrero y marzo se prohíbe la propaganda gubernamental.

El dirigente de Morena, Mario Delgado, pidió a los senadores que en la Ley reglamentaria no se establezca una veda a la información gubernamental porque “no se le puede tapar la boca al gobierno cuando de lo que se trata es que defienda y diga por qué debe quedarse”.

El diferendo de Monreal, con Mario Delgado y Olga Sánchez sobre la pregunta no es únicamente por la sucesión presidencial, sino por la pregunta que habrá de ir en la Ley reglamentaria que deberá referirse a la revocación del mandato como lo establece la Constitución y no, como pretende Morena, de ratificación de mandato, figura no contemplada en la Constitución.

Monreal quiere consensar y doña Olga que no se le mueva una coma. La suerte ya está echada….

 

Las opiniones expresadas en este texto periodístico de opinión, son responsabilidad exclusiva del autor y no son atribuibles a El Comentario.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba