El Comentario - Universidad de Colima

COLUMNA: A Propósito

El entusiasmo del General Secretario

Por Fernando Moreno Peña

El titular de la Secretaría de la Defensa Nacional, (Sedena), Luis Crescencio Sandoval, expresó, ante el presidente Andrés Manuel López Obrador, en la conmemoración del 111 Aniversario del Inició de la Revolución Mexicana: “Las fuerzas armadas estamos trabajando por México. En esta elevada encomienda el interés nacional está y siempre estará por encima de cualquier otro o de conjeturas que pudieran hacerse sobre nuestro trabajo. Porque las fuerzas armadas y la Guardia Nacional tenemos claro que la subordinación al poder civil es norma, responsabilidad y convicción, debido a que la profesión militar jamás contempla aspiraciones políticas, su esencia es otra.

“La lealtad a la patria es conciencia, deber y vocación, porque el honor de portar el uniforme militar y naval, así como el de la Guardia Nacional, así lo exige, el respeto a la Constitución, a las leyes que de ella emanan y a los derechos humanos es obligación, congruencia y certeza, porque también es sinónimo de legalidad y de compromiso con México”.

Estas declaraciones del General Secretario son impecables, porque expresan claramente el papel que las fuerzas armadas del País han asumido a lo largo de su historia: ser leales a la patria, leales a la Constitución, ajenos a la política y respetuosos de la legalidad y del mando civil.

Lo que despertó una reacción de sorpresa, preocupación y molestia en muchos, es que, en el mismo discurso, el General Secretario Sandoval exhortó a unirse al proyecto llamada 4T y trabajar en un mismo objetivo: “Como mexicanos es necesario estar unidos en el proyecto de Nación que está en marcha, porque lejos de las diferencias de pensamiento que pudieran existir nos une la historia, el amor por la tierra que nos vio nacer y la convicción de que sólo trabajando en un mismo objetivo podremos hacer la realidad, esta realidad que cada día sea más prometedora”.

Luis Crescencio Sandoval González indicó que las fuerzas militares ven en la “transformación que actualmente vive México” el mismo propósito de las tres primeras: el bien a la patria, ya que se “enfoca en desterrar la corrupción, procurar el bienestar del pueblo, el progreso con justicia, la igualdad, el crecimiento económico, educación, salud y seguridad, entre otros rubros”.

El hacer un llamado a apoyar la transformación en marcha y al equiparar la Cuarta Transformación con las otras tres grandes transformaciones nacionales, la Independencia, la Reforma y la Revolución, preocupó y mucho, equiparar esos movimientos armados, orgullo de nuestra historia, con el gobierno de AMLO.

El propio presidente AMLO, quien habló después del general secretario y expresó que “la llamada 4T está haciendo realidad el sueño de justicia de ideal democrático con que nació el movimiento revolucionario de 1910”. Se emocionó con las palabras del general.

AMLO afirmó: “México no es de un grupo, de una minoría, México es de todos los mexicanos; sin el apoyo del pueblo tampoco habríamos resistido la intensa campaña en nuestra contra, emprendida desde los medios informativos convencionales y las redes sociales, ni habríamos podido hacer frente a una guerra sucia tan intensa y estridente como la que padeció Francisco I. Madero”.

 

El mensaje es claro: AMLO confía en el apoyo del pueblo y si el ejército es el pueblo armado, quiere decir que el ejército apoya su proyecto político y está en contra de los conservadores, de los “fifis”, de las clases medias aspiracioncitas, de los periodistas incòmodos y de quienes atacan al presidente y a la 4T.

Pero AMLO quiso matizar el entusiasmo del General Secretario y por eso subrayó: “las fuerzas armadas son y serán leales al pueblo de México: Los integrantes de las fuerzas armadas son leales a la Constitución y a las instituciones. No han pertenecido, ni van a pertenecer, estoy seguro, a la oligarquía; vienen de abajo y tienen como origen e identidad al México profundo. El soldado es pueblo uniformado y por eso nunca traicionará a su gente, nunca traicionará a la libertad, la justicia, la democracia, ¡nunca traicionará, el soldado mexicano, a la patria viva!”.

Las reacciones en contra

El grupo plural de senadores solicitará la comparecencia del secretario de la Defensa Nacional, Luis Crescencio Sandoval, por haber llamado a la población a unirse al proyecto de la 4T.

Dijeron reconocer a las Fuerzas Armadas “como garantes de la soberanía nacional, pero aclararon que no son actores políticos que busquen incidir en procesos civiles ajenos a su mandato constitucional. Ello, distorsiona su labor como institución de Estado”, plantearon.

La organización internacional Human Rights Watch (WRH) advirtió de riesgos a la democracia de México tras el llamado que hizo el titular de la Sedena, que respaldó y se identificó públicamente con AMLO y su proyecto político.

“Cuando los militares se meten en política partidista, la democracia peligra”, alertó José Miguel Vivanco, director para las Américas de HRW.

“Es preocupante que el secretario llame a los mexicanos a unirse a la 4T”. Advirtió María Elena Morera, presidenta de la organización Causa en Común. “Siempre les escuchamos expresiones de lealtad, pero no llamados en favor de una fuerza política. Las Fuerzas Armadas son órganos del Estado y no del Gobierno en turno”.

El diputado Juan Carlos Romero Hinks comentó que las Fuerzas Armadas tienen un papel fundamental para que en México haya libertad y pluralidad de ideas. “No un pensamiento único y autoritario”.

El senador Emilio Álvarez Icaza consideró que las Fuerzas Armadas ya no se asumen como una institución neutral, sino como bastión de la 4T y la exsenadora Martha Tagle recordó que la lealtad de las Fuerzas Armadas es al Estado mexicano, no al proyecto político del presidente Andrés Manuel López Obrador.

La investigadora del CIDE, Catalina Pérez Correa declaró: “Muy preocupante esto. No tengo memoria de algún general abiertamente apoyando un proyecto político de esta forma”.

Sale al quite AMLO

El presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció que las Fuerzas Armadas alivian la carga que representa gobernar al país.

“Les comento a ustedes que tengo la fortuna de contar con el respaldo del Secretario de la Defensa, del Secretario de Marina, dos integrantes de la Fuerzas Armadas excepcionales, dos ciudadanos ejemplares que me ayudan mucho en la responsabilidad que tengo.

“Me alivian, me aligeran la carga de responsabilidad para no fallarle al pueblo de México, para seguir manteniendo nuestra convicción de no mentir, de no robar y de no traicionar al pueblo de México”, dijo.

Ante la andanada de críticas, el presidente AMLO reitera así su reconocimiento y gratitud a las fuerzas armadas.

El Ejército y la Marina de México son instituciones gubernamentales que gozan del más alto prestigio entre la sociedad y todos confiamos en la lealtad institucional de las fuerzas armadas; así ha sido a lo largo de 107 años, aunque preocupa a algunos el entusiasmo del general secretario.

 

Las opiniones expresadas en este texto periodístico de opinión, son responsabilidad exclusiva del autor y no son atribuibles a El Comentario.

 

Print Friendly, PDF & Email
Etiquetas