COLUMNA: Alma Máter

Más recursos para la universidad

Por Mario Cárdenas Delgado

La semana anterior, el Rector de la Universidad de Colima, José Eduardo Hernández Nava, declaró a Diario de Colima que el año anterior el presidente Andrés Manuel López Obrador, en reunión con  directivos de las instituciones que integran la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (Anuies), señaló que habría un incremento de acuerdo al salario mínimo y la inflación, “cosa que no ha sucedido”, de ahí que continúa la gestión de más recursos económicos ante el Gobierno federal.

En el caso de la UdeC, precisó el líder académico, hay requerimientos en los rubros de atención de cobertura educativa, infraestructura y equipamiento, e investigación, entre otros, que en caso de haber una reducción presupuestal se verían afectados, citando como dato duro que de acuerdo con un reciente reporte del semestre actual, existe en nuestra Casa de Estudios una matrícula de más de 28 estudiantes: 15 mil de Media Superior y 14 mil de Nivel Superior.

Con base en esto, Hernández Nava comentó que “se sigue realizando gestión de recursos por parte de la Anuies, esperamos que se vea por los intereses de universidades públicas estatales, y que esa noticia que se dio, de que se hablaba de un recorte al presupuesto, no se dé. Existe la versión de que instituciones como la UNAM, Politécnico y UAM, sí recibirían un incremento, por lo que lo justo es que también las demás universidades públicas se vean beneficiadas o, al menos, no se les reduzca el presupuesto”. Demanda justa, por todo lo que implica.

A Esteban Moctezuma Barragán, secretario de Educación Pública, consta, e incluso ha ponderado, el trabajo responsable que se realiza en la Universidad de Colima, por lo que esperamos se convierta en aliado en esta gestión del Rector, e igual nuestros diputados federales: Claudia Yáñez Centeno, Ximena Puente de la Mora, Jorge Luis Preciado Rodríguez, Liduvina Sandoval Mendoza y  Rosa María Bayardo Cabrera, quien sustituyó en la Cámara Baja a Indira Vizcaíno Silva, por haber sido designada delegada estatal de Programas para el Desarrollo de Colima y como tal también puede apoyar esta gestión ante el presidente López Obrador, máxime que, como egresada, es parte de nuestra comunidad universitaria.

En abono de lo expuesto, porque aporta datos interesantes, reproduzco esta nota publicada el miércoles anterior por medios de cobertura nacional: “La Anuies solicitó a la Cámara de Diputados una ampliación presupuestal de 17 mil 230 millones de pesos para 2020, de los cuales 7 mil 678 millones se destinarían al fondo para dar cumplimiento a la educación pública superior obligatoria, universal y gratuita establecida por la reforma al artículo 3 constitucional”

“En reunión de trabajo con la Comisión de Presupuesto, rectores y directivos de 16 instituciones de educación superior (entre los que estuvo José Eduardo Hernández Nava) alertaron sobre su déficit presupuestal de más de 34 mil millones pesos acumulado entre 2015 y 2019, al tiempo de insistir en la urgencia de fortalecer las finanzas de la universidad pública”.

“El presidente de la comisión legislativa, Alfonso Ramírez Cuéllar, reconoció la obligación constitucional de constituir un fondo para garantizar la obligatoriedad de la educación superior y ampliar la matrícula, pues el proyecto de Presupuesto 2020 presentado por el Ejecutivo no considera recursos para ello, (pero además) cuestionó la omisión de los gobiernos estatales respecto a sus obligaciones de financiamiento a las instituciones universitarias:

“Muchos gobernadores se hacen como que la virgen les habla y sólo la Federación ha entregado de manera puntual los recursos que le corresponde entregar, pero hay muchos gobiernos estatales que no entregan a tiempo y los meten en serias dificultades (situación que no ocurre en Colima, donde el gobierno de José Ignacio Peralta Sánchez no sólo subsanó una gran parte de los pasivos que tenía el Ejecutivo con la Universidad, sino que ha estado pendiente de los requerimientos que se presentan para, incluso, evitar problemas institucionales derivados de la falta de recursos”.

“Por su parte, el secretario ejecutivo de la Anuies, Jaime Valls Esponda, coincidió con el presidente Andrés Manuel López Obrador en que ningún joven debe quedar fuera de las universidades, pero remarcó que para ello se requieren recursos y precisó que tan sólo el fondo de obligatoriedad precisa de 7 mil 678 millones”.

Así están las cosas actualmente. Esperamos que la gestión de los integrantes de la Anuies fructifiquen y virtud de ello los diputados incrementen los recursos para educación superior en el Presupuesto 2020 y, desde luego, que el presidente deje de ver el fantasma de la corrupción en todas las universidades, sobre todo donde se trabaja con responsabilidad, eficacia, transparencia, compromiso social y pertinencia, para cumplir sus funciones sustantivas de docencia, investigación y extensión, como es el caso de la Universidad de Colima.

mcdelgado@ucol.mx

 

Print Friendly, PDF & Email
Etiquetas
Sin Comentarios

Deje su Comentarios