Opinión

COLUMNA: Brasas

Por J. Ángel Ramírez López

Con Morena, al igual que el PAN, el río regresará a su cauce

Si el Partido Acción Nacional (PAN) duró 12 años en la Presidencia de la República, cuando el pueblo se hartó de más de lo mismo del trillado PRI, Morena no luce para aguantar más allá de un sexenio, y eso cuando el pueblo lo carga a cuestas a tumbos y porrazos por las erráticas, soberbias e iluminadas decisiones de El Mesías que, como Nerón y Hitler, el poder los desquició.

Por lo tanto, en la contienda electoral del domingo 6 de junio los candidatos de Morena no resistirán la embestida del pueblo por la mala administración pública federal, y entonces serán arrasados no por buenos, sino por menos peores contendientes y sus partidos y coaliciones y, por lo tanto, el río crecido regresará a su cauce, sin llegar siquiera a las fuertes elecciones presidenciales del 2024.

 

AMLO, Salgado, asesor para asuntos lunáticos y espaciales

Como al presidente López Obrador le sigue doliendo que el TEPJF y el INE rechazaran la candidatura de su compadre, Félix Salgado, y mucho más, su “sugerencia” para revalidar su candidatura, lo único que puede hacer el titular del Poder Ejecutivo es incorporarlo como asesor presidencial “B”, para Asuntos Lunáticos y Espaciales, pues el asesor “A” es Lázaro Cárdenas Batel.

Por lo tanto, que no le duela lo que no hicieron los otros, sino lo que puede hacer él con su compadre, ya que en acatamiento a la ley no pudo ser candidato de Morena a la gubernatura de Guerrero, y aunque tanto critique el presidente al pasado, lo cierto es que hay instancias electorales que pueden hacer más por ley que la imposición presidencial, pues no son los tiempos de antes.

 

Evelyn Salgado Pineda, ¿Y quién dijo que va a ganar?

Bueno, pues ya fue impuesta Evelyn Salgado, hija del cuestionado y atrabancado Félix Salgado Macedonio, rechazado por el TEPJF y por el INE como candidato a la gubernatura de Guerrero, pero la dama dice que no será Juanita, que gobernará por decisión propia los próximos 6 años, cuando apenas es candidata para el proceso electoral, por lo que no hay nada escrito para el cargo.

Lo que es digno reconocer es que se bajó del macho al de carácter agrio, el presidente López Obrador, a Morena, a Mario Delgado y a Félix Salgado, pero quienes no quedaron como candidatos siguen cuestionando la encuesta, que es el as bajo la manga de López Obrador, como mala maña de lo que tanto desdeñó, pero una cosa es criticar al PRI como opositor, y otra, que gobierne AMLO.

 

Democracia, justicia y legalidad, sólo en el Ejecutivo

La baja preparación académica hace que el hombre se vea encandilado cuando ostenta el poder, y cree opinar con certeza, poseer la verdad absoluta, tener la capacidad para corregir la historia y modificar la Constitución Política que nos rige, de tal manera que sólo hay democracia, justicia y legalidad en sus decisiones y opiniones, nunca en quienes lo rodean; se pierde pronto el piso.

Así pasa en quien encabeza la “Cuarta Transformación”, que, como dijo el excandidato presidencial por el PRD, Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano: “No dejar que el Gabinete opine y tome decisiones por el Ejecutivo, cuando que es un equipo, donde se reconozcan decisiones más valederas”. Y ahí lo tenemos, gobernando el país más con críticas y descalificaciones, que con inversión y servicios.

 

Manzanillo, el cuello de botella se exhibe

Ya empezaron los síntomas por falta de planeación y estrategia en el principal puerto del Pacífico Mexicano, como es Manzanillo, cuyas vialidades de entrada y salida quedaron bloqueadas este viernes por los contenedores y vehículos, y con ello se demuestra que debe ejecutarse de una vez por todas la ampliación de la carretera libre Manzanillo-Colima, que es un pendiente eterno.

No es que el puerto crezca y ya, sino que a la par debe haber planeación, y en ello hay un gran rezago que ya se resiente; no puede ser el principal puerto del Pacífico si junto con ello no se crea la ampliación de vías rápidas de desfogue de la carga, y mucho peor, cuando el gobierno de “La Cuarta Transformación” no tiene dinero para infraestructura en los estados, sino en sus obras faraónicas.

 

 

 

 

Las opiniones expresadas en este texto periodístico de opinión, son responsabilidad exclusiva del autor y no son atribuibles a El Comentario.

 

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba