COLUMNA: Brasas

Por J. Ángel Ramírez López

JIPS y su Cuarto Informe, sin abucheos ni rechiflas

El gobernador José Ignacio Peralta Sánchez acaba de rendir su Cuarto Informe de Gobierno, además de que dio un mensaje político a los colimenses, cuyo acto se efectuó en el Teatro “Hidalgo” de la capital, y en ningún momento se escucharon rechiflas, abucheos y consignas que se dan cuando viene a Colima en gira de trabajo el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Queda claro, entonces, que como lo dijo el gobernador en la última gira que hizo a la entidad el Presidente de México, que “pareciera que las rechiflas y los abucheos forman parte del protocolo presidencial”, y así es, porque son acarreados a sueldo de Morena, como ya se evidenció en el oficio dado a conocer en las redes sociales, para dejar mal a quienes no son de Morena.

Senador Joel Padilla, un buscapiés al gobernador

Fernando Moreno inició su gobierno cuando un grupo de quejosos, encabezados por Manuel González Chacón, llegaron al Palacio de Gobierno a lamentarse por la contaminación de la Termoeléctrica de Campos, y FMP que increpa al abogado: “Manuel, no engañes a la gente, tú sabes que la termo es de incumbencia federal”. -Lo que queremos es que gestiones las mejoras de esta planta-, le dijo.

Y después de esta reprimenda González Chacón no volvió a encabezar una queja en los tiempos de FMP, como sí lo hizo muchas veces con Carlos de la Madrid, incluso, desde que era presidente municipal. Ahora el asunto es de los Cendi, cuando que el mero, mero de esos planteles es el senador Joel Padilla, quien debe tratar el asunto desde su incumbencia, pero se trata de joder a JIPS.

Capos y conservadores, ni caso al discurso de AMLO

El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo estar casi seguro que a las mamacitas y a las abuelitas de los capos y sicarios, así como de todos los delincuentes, no les parece que sus hijos se dediquen a delinquir y a desbordar la civilidad que vivimos, “O me dejo de llamar Andrés Manuel”, sostuvo, pero lo que no sabe es que estos hijos nacieron para carne de cañón, por puro sexo.

Sus mamacitas y abuelitas ni siquiera tienen el control de ellos porque no los trajeron al mundo por responsabilidad, de que tener hijos es la capacidad de alimentarlos, vestirlos y educarlos, y ni siquiera saben dónde andan, de tal manera que, como los sicarios, capos y otros delincuentes, no tuvieron educación de hogar, no saben de valores, pero sí de la industria de la delincuencia.

Y yo, en el viejo DF, en Tlatelolco, en 1972

Yo era un niño aventurero cuando mi familia se fue a vivir a la entonces Ciudad de México, arrimados con una tía, que nos dio albergue en aquel viejo cuarto del fondo del corral, y entonces comenzamos a aventurar la capital del país. Recuerdo que nos fuimos a pie de mi colonia Pantitlán, (rumbo a Puebla y junto a Elba Peñón y Ciudad Netzahualcóyotl), hasta el centro.

Fácil caminamos unos 21 kilómetros a pie, y de ahí en autobús a Tlatelolco, que de niño le llamamos “la colonia de los edificios con nombre de los estados”. Nos paseamos por el área y ya todo el problema social se había tranquilizado, a cuatro años de distancia del movimiento del 68, y nosotros sin saber siquiera la historia funesta y la política amañada de la época.

Cuauhtémoc, repavimentar calles, no huellas

Sorpresivamente ahora el alcalde de Cuauhtémoc, Rafael Mendoza, propone crear huellas de rodamiento en 100 calles de casi todas las poblaciones de su municipalidad, cuando en un principio hablaba de pavimentarlas o repavimentarlas, siendo que hay lugares, como la propia cabecera y Quesería, que están sumidas en el descuido vial, al estilo de su autoridad.

Pero si se crearan huellas de rodamiento, ¿qué pasará con el resto del deteriorado pavimento de esas calles? Está bien que en comunidades rurales algunas calles empedradas o de terracería tengan huellas de rodamiento, pero definitivamente las calles deterioradas de chapopote requieren repavimentación, no huellas de rodamiento, pero que las pavimente ya. Basta de sermones.

Print Friendly, PDF & Email
Etiquetas
Sin Comentarios

Deje su Comentarios