COLUMNA: Brasas

Por J. Ángel Ramírez López

 Marcelo Ebrard: 2024 está muy lejos”, pero no tan lejos

Para salir del apuro y que no fuera a mellar su imagen como titular de la Secretará de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard Casaubón, al contestar sobre sus aspiraciones en los procesos electorales para la Presidencia de la República dijo que “el 2024 está muy lejos, y yo estoy concentrado en mis asuntos profesionales”, siendo que esas elecciones están a la vuelta de la esquina.

Ebrard sabe que hablar del 2024 es concretar el año de la toma de posesión y protesta presidencial, como culminación de todo un proceso que ya inició con la auscultación de los mejores y posibles candidatos de AMLO para perpetuar a Morena en el poder y lanzarse como prospecto en el 2022, pero su mensaje es una tregua para deslindar el asunto del accidente de la L12 del Metro capitalino.

Morena: no impugnar gubernatura, pero sí, la alcaldía

Muy a gusto y rascándose la barriga con una mano, la dirigencia y triunfadores de Morena critican que el PAN impugne la gubernatura, ganada por Indira Vizcaino Silva, pero igual de a gusto, rascándose la barriga con la otra mano, impugna la Alcaldía de Colima, ganada por Margarita Moreno, del PAN-PRI-PRD. Entonces, ¿hay democracia cuando gana, y mano negra cuando ganan otros partidos?

No cuadra que la triunfadora a la gubernatura, emanada de Morena, IVS, diga que “Colima ya decidió y los perdedores no lograrán salirse con la suya, no tienen razón jurídica, calidad moral y mucho menos la confianza de la gente”, pero ese mismo saco le viene a Gisela Méndez, candidata de Morena perdedora para la alcaldía de Colima. ¡O todos coludos, o todos rabones!.

Seguridad Federal, Incrementan Los Delitos

Muy campante la titular de la Secretaría de Seguridad Ciudadana del Gobierno Federal, Rosa Icela Rodríguez, se ufanó en dar a conocer los resultados de su dependencia en lo que va del año respecto a 2020, pero ningún dato le favorece para mostrar optimismo por la información dada a conocer al presidente AMLO, por lo que la estrategia nacional de seguridad no arroja nada nuevo.

Esto quiere decir que entre Alfonso Durazo y Rosa Icela es la misma gata, nomás revolcada, en materia de seguridad federal, y peor, cuando se han agudizado los homicidios en el país por comandos armados, para amedrentar a las instituciones del gobierno y al pueblo mexicano, por lo que urge un cambio de timón y mayor rigor, porque la industria de la delincuencia es la moda en las calles.

Canal El Alpuyequito, para tirar ejecutados

Hay dos sitios que la delincuencia ya agarró como tiradero de sus ejecutados, como son el canal de El Alpuyequito y el libramiento de Los Limones, luego de la facilidad que ofrecen las autoridades policiales para dejar de vigilar estos importantes sitios para deshacerse de los cadáveres, mientras que las autoridades especializadas de la FGE sólo se concretan a llenar estadísticas.

No sería temerario suponer que para tirar a los ejecutados deberá ir un “halcón” adelante para avisar si hay retén o autoridades en el camino, para luego trasladarse a su sitio oficial y tirar la evidencia, si finalmente desapareció la vigilancia de la caseta a la entrada del canal, en tanto para Los Limones ni siquiera se instaló algún puesto de revisión que incluso, y los que existen, ni siquiera se utilizan.

Octavio Reyna, adiós al amigo que conocí en el CREA

A Octavio Reyna Fernández lo conocí cuando ingresé al Consejo Nacional de Recursos para la Atención de la Juventud (CREA), como director de Comunicación Social, en 1984, por invitación del entonces director, Zenén Campos Beas, cuando estuvimos allá, por la calle Constitución, luego en el edifico del DIF Estatal, de 20 de Noviembre y De la Vega, y finalmente en Nigromante 73.

Ahí frecuentaban los jóvenes amantes de las expresiones deportivas, culturales y sociales, y dos chicos muy conocidos eran Eugenio Becerra y Octavio Reyna, amistosos y valiosos, carismáticos y sin prejuicios. Ya se nos había adelantado Eugenio, también tenismesista, para resentir ahora la pérdida de Octavio Reyna, de grandes memorias. Descanse en paz que por poco me le adelanto.

 

Las opiniones expresadas en este texto periodístico de opinión, son responsabilidad exclusiva del autor y no son atribuibles a El Comentario.

 

Print Friendly, PDF & Email
Sin Comentarios

Deje su Comentarios