El Comentario - Universidad de Colima

COLUMNA: Brasas

Por J. Ángel Ramírez López

AMLO descarta cuarta ola, pero el pueblo tiene otros datos

Se entiende que una autoridad tiene que alentar la confianza del pueblo ante la realidad, pero esa realidad ya no se puede disfrazar y por eso, el pueblo tiene otros datos al resentir que vivimos una cuarta ola de Covid-19, que podría agudizarse después de 14 días de los eventos masivos de fin de año, sin que implique necesariamente volver a cerrar la actividad educativa y comercial.

Debe intensificarse la vacunación de refuerzo a docentes y personas mayores, vacunar a menores de 15 años y vigilar que se cumplan los protocolos de salud, por lo que a veces la autoridad debe asumir actitudes paternalistas, pues parece de no creerse, pero a estas alturas todavía hay gente que se involucra en actividades sociales sin cubrebocas y sin poner atención en las medidas de salud.

Supercarretera, riesgoso limitar transporte de carga

Error tras error de la Secretaría de Infraestructura y Comunicaciones y Transportes (SICT), que lesionan la economía y la industria de México, pues primero hacer parches y remiendos en la carretera a cuatro carriles desde San Marcos y hasta Ciudad Guzmán cuando la vía libre está bloqueada, y luego señaló que, por fiestas navideñas, se limitó la afluencia de transportes de carga.

No es posible distraer al sector económico de México por nimiedades o por asuntos que pueden ser reconsiderados, como los parches y remiendos a una carretera que todavía podía aguantar mientas arreglan la vía libre en El Platanar, ni tampoco limitar por temporada turística el transporte de carga entre Manzanillo y Guadalajara porque se creó un cuello de botella; son los nuevos e insulsos de la SICT.

Avenida González Lugo, el cochinero

En la pasada administración municipal había trabajadores municipales asignados a las diversas áreas verdes de Colima, y uno de ellos era el que se encargaba de la limpieza de jardines, áreas verdes y el camellón de las avenidas Jesús González Lugo y Solidaridad, en las colonias Fovissste e Infonavit, respectivamente, por donde está la secundaria Jesús Reyes Heroles, pero tan, tan.

Sin pena ni gloria, no se sabe a dónde asignaron a esos trabajadores; lo cierto es que esa avenida ya no tiene trabajador de mantenimiento, y, en consecuencia, está llena de tiraderos, maleza, ramas, como, un cochinero que se deba presumir porque hay nueva administración municipal, y ésta olvidó el mantenimiento de esas áreas. Es necesario reasignar personal de limpia en estas calles.

Comala y Coquimatlán, las fiestas patronales

Parece que Villa de Álvarez va en serio y ya se alista para sus fiestas patronales, canceladas durante dos años por la pandemia del Covid-19; Comala sí estuvo de fiestas, pero Coquimatlán no, por lo que en esta última cabecera apenas hubo algunos puestos de vendimia frente a la Plaza de Toros, para que no pasara desapercibido el festejo, y la “Entrada del Señor de la Expiración” fue en carro alegórico.

Como la economía ya no se puede detener ni cancelar, es preferible cuidar los protocolos en los comercios, pero el desarrollo económico y social debe seguir su marcha. La gente debe cuidarse porque el Gobierno no puede suplir la responsabilidad que tenemos todos y cada uno de nosotros. El año 2022 es para continuar hacia la normalidad con las debidas precauciones.

Rebasada la presa Buenavista, pero hay fugas

Con las fuertes y constantes lluvias generadas aquí desde junio a agosto, prácticamente la laguna de Buena Vista está totalmente llena, como pude ver en reciente paso por ese lugar, en que se nota que el manto acuífero abarca zonas que estaban llenas de pastizales, por lo que ya hay agua para abastecer al ganado, aunque, siendo franco, siento que poco durará el gusto de tanta agua.

Digo esto porque, como se recordará, las autoridades federales y estatales del agro constataron las filtraciones y fugas que se dan en esta laguna, por lo que pasando el temporal pronto se secará por falta de taponamientos. Yo mismo pude ver que hay escurrimientos detrás del muro de contención, cuya agua se fuga y genera un arroyito, en tanto las autoridades se cruzan de brazos.

 

Las opiniones expresadas en este texto periodístico de opinión, son responsabilidad exclusiva del autor y no son atribuibles a El Comentario.

Print Friendly, PDF & Email