Opinión

COLUMNA: Brasas

Por J. Ángel Ramírez López

SAT, por burocracia, las filononas de contribuyentes

Enfrentamos la misma burocracia de los gobiernos neoliberales, y eso que “No somos iguales”, dijera el presidente López Obrador, pero en horas de la mañana y todos los días, las filas de contribuyentes formados hasta casi 300 personas afuera del Sistema de Administración Tributaria (SAT), esperando para pagar sus contribuciones a la Federación “por el amor de Dios”, cuando el tiempo es oro.

Ni para cobrar sus impuestos es buena la Federación, cuando hay crisis económica, pandemia e inseguridad, y ni así ponen toldos, asientos y lugares dignos para que la gente espere su turno de la mejor manera; antes bien, está de pie y afuera de las instalaciones del SAT impaciente y perdiendo horas de trabajo porque querer ser cumplidos en sus pagos. “No somos iguales”, de pura lengua.

Autopista Atenquique, siguen las filas de vehículos

Definitivamente que falta la conclusión de la carretera transvolcánica de Atenquique, porque no obstante que estamos fuera de temporada vacacional, siguen las largas filas de vehículos a vuelta de rueda detrás de los tráileres, que en grupos avanzan muy cargados y lentamente por la carretera a dos carriles, aunado a que se siguen haciendo trabajos de mejoría en la zona cerril.

Tenía una necesidad moral de viajar el pasado domingo por la carretera libre y regresarme por la autopista para cerciorarme y escribir aquí esta problemática que no he leído ni oído en ningún medio, y pude constatar que en pleno Atenquique, precisamente donde se estrecha la vía a dos carriles, 5 largas filas de vehículos a vuelta de rueda, en tanto la carretera transvolcánica, a un lado y de adorno.

Carretera libre, normalizado el paso en El Platanar

Pues, como dije, viajé primero por la carretera libre a Ciudad Guzmán y me regresé por la autopista (y estuvo mejor porque de regreso no había filas de vehículos, como de Colima a Guadalajara), y vi que ya está en operación el tramo que se derrumbó adelante de El Platanar, en las curvas que hacen una “S” hasta bajar al puente de Beltrán, cuyos daños fueron en las curvas dos y tres.

En el primer tramo de esa curva no hay derrumbes, pero sí al bajar en la curva dos y en la tres, cuyos parches se notan claramente, junto con los rellenos, las vallas de piedra y las mallas de acero para evitar nuevos colapsos, por donde se ha normalizado la afluencia de vehículos, pero no hay aglomeraciones como en la autopista, y ni así se despeja la supercarretera, llena de unidades pesadas.

Las ejecuciones, no eran por el gobierno de JIPS

Cuando José Ignacio Peralta era gobernador de Colima tanto que le criticó Morena la inseguridad existente, que todo era culpa del gobernó en turno y que lo relevarían del poder para demostrar cómo se ofrece paz y seguridad a los colimenses, pero de las palabras a los hechos, todo ha quedado en un gran trecho, porque la violencia y las ejecuciones se han agudizado.

No ha bastado el apoyo federal por más de 5,600 efectivos de las distintas fuerzas armadas, pero no harán gran cosa porque si persiguen a capos, los atrapan o los fusilas, la Federación buscará enmendar la violación a los derechos humanos de los presuntos delincuentes, para que luego los agentes armados sean procesados. Mejor ahí la llevan, en el gobierno de la inseguridad nacional.

Zona conurbada, mejoras en áreas verdes

Muy activos los funcionarios bajo las instrucciones de las alcaldesas de los municipios conurbados, Colima-Villa de Álvarez, Margarita Moreno y Esther Gutiérrez, respectivamente, pues en pocos días han dado una “pulida general” a las áreas verdes, parques y jardines de sus cabeceras y quizá también del medio rural, como gente muy sensible y con espíritu de servicio.

Posé por algunos lugares y veo a los empleados municipales barriendo, podando y mejorando parques, jardines, áreas verdes, camellones y otros servicios públicos; ojalá y así hubiera ocurrido con el mantenimiento de áreas verdes en el pasado temporal muy lluvioso, pero como no fue así, casi todas las áreas verdes están secas, sedientas. Pero se notan cambios, por lo que, ojalá sean permanentes.

Las opiniones expresadas en este texto periodístico de opinión, son responsabilidad exclusiva del autor y no son atribuibles a El Comentario.

Botón volver arriba