COLUMNA: Brasas

Por J. Ángel Ramírez López

 JIPS, falta contundencia en seguridad

Sobre el clima de inseguridad que vive Colima y al trabajo que están desarrollando las corporaciones de seguridad, el gobernador José Ignacio Peralta fue enfático y firme: “Falta contundencia”, y tal parece que así es, porque hay muchas líneas de investigación, muchos hilos y cabos sueltos y pocos resultados, no obstante, el envidiable perfil profesional de los jefes policiales.

Cierto que el problema es nacional, además anacrónico, pero muchas veces hemos presumido que Colima tiene resultados y avances sobresalientes respecto de otras entidades por lo pequeño y pacífico, y parece que no podríamos decirlo en materia de seguridad, por tanta violencia, ilícitos y pocos resultados, que las demandas, quejas y casos no resueltos atiborran las bodegas de la FGE.

AMLO, no reelección, sino “prolongación”

Ante notario firmó el presidente Andrés Manuel López Obrador de su no reelección, pero el mar sigue embravecido porque dejó entrever que, si bien su labor legal y personal durará seis años, “si el pueblo quiere, puede prolongarse el período”, es decir, que el arreglo es no reelección, pero sí prolongación de su encomienda, sin importar la Constitución o la firma ante notario público.

Y se deja entrever prolongación porque cualquier razonado sabrá que seis años es imposible para concretar un proyecto de gobierno, sino que deben ser al menos tres sexenios para lograr avances sustanciales, de ahí que, como en el fútbol, al jugador se le acabara el terreno y espera que cuenten la raya o el pelotazo fuera de terreno para meter gol y seguir jugando.

Emilio Lozoya, corrupto y cómplice

Ya se demostró que el exdirector Emilio Lozoya, familia y algunos amigos son corruptos hasta los dientes; ahora su abogado buscará los huecos y las debilidades de la ley para entrar por ahí y defender a su cliente, y no porque sea inocente, además, el presunto ha declarado que mencionará en breve nombres de políticos involucrados en el tema que se le acusa.

Entonces, no sólo es corrupto, sino cómplice de su silencio por no haber mencionado a tiempo a los políticos involucrados en la corrupción, lo que en sí constituye otro delito. Y todavía echa pestes de que es un perseguido político, con millones de pesos en la bolsa de los impuestos del pueblo, aduciendo ser un honesto y exitoso empresario. Parece gemelo de Raúl Salinas de Gortari.

Carretera a Alzada, rehacer la vialidad

Creo que los especialistas de la Seidur se toparon con roca, porque ellos ni los anteriores y de ningún sexenio han podido con el tepetate de la carretera Trapichillos-Alzada, que sigue no igual, sino peor que cuando transité por ahí hace casi un mes, pero que con las lluvias el chapopote y el lodo se corren como lava de volcán, y la empresa minera de Alzada, nada de aportaciones.

Después de un mes regresé y constaté que los automovilistas y traileros, como carros chocones de la feria, en zigzag, buscando un tramo firme de vía para transitar a 20 ó 30 por hora, para no amolar el chasis o las llantas, pero ni un metro limpio, sino con pozos u hoyancos llenos de agua. Y la empresa de camiones pesados, el Ayuntamiento de Cuauhtémoc y Seidur, con los brazos cruzados.

La aplicación de la ley y el infierno de Dante

Don Juan está azotando a su esposa en la puerta de su casa y en ese momento pasa su compadre Toño, quien lo increpa: “Juan, no maltrates a la comadrita”. La comadrita se levanta llorosa y contesta. “Usted no se meta, compadre, él es mi esposo y me puede hacer lo que quiera”, que es la historia del alcalde de Armería y su esposa. Pobrecito; no sabía que lesionar es delito.

No se cumple la ley porque la Fiscalía defiende al poder político, y como decía mi maestro Gabriel de la Mora: “Ay del que no demuestra su inocencia mediante amparos y fianzas”. Y en la puerta del purgatorio, en el Infierno de Dante, la leyenda. “Ciudadano, si pretendéis ir al cielo con base en la ley y la justicia, perded toda esperanza”.

 

 

Print Friendly, PDF & Email
Sin Comentarios

Deje su Comentarios