COLUMNA: Ciencia y futuro

Ovinos Merino Isla Socorro

Por Juan Augusto Hernández Rivera*

Importantes Profesores-Investigadores de Tiempo Completo de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la Universidad de Colima, como el doctor Carlos Enrique Izquierdo Espinal, entre otros, hicieron una expedición en barco desde Manzanillo, Colima, hasta la Isla Socorro, la cual se localiza en el archipiélago de Revillagigedo, al límite territorial de México en el océano Pacífico.

Derivado de ello, se hicieron grandes aportaciones a la comunidad científica nacional e internacional respecto al origen y caracterización de los Ovinos Merino Isla Socorro (OMIS). De hecho, en 1869 un grupo de colonos provenientes de Australia introdujeron una población de ovinos a la isla los cuales, posteriormente, fueron abandonados. Sin embargo, por razones ecológicas, la población de OMIS fue erradicada de la isla en el año 2014 por órdenes del gobierno mexicano en unión con organizaciones no gubernamentales nacionales y extranjeras, ya que al parecer causaron alteraciones del paisaje, erosión, compactación del suelo, pérdida de vegetación y destrucción del hábitat, que causó también una disminución en el número de aves endémicas tal como los centzontles (Mimus graysoni), principalmente. Por lo tanto, los OMIS actualmente enfrentan también un riesgo de extinción inminente, ya que su población actual se limita a poco menos de una centena de individuos puros y cruzados con ovinos de raza de pelo (ORP), descendientes de un grupo de 50 ejemplares puros rescatados por los profesores-investigadores en dicha expedición. La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) menciona que la conservación y uso sustentable de los recursos zoogenéticos locales representan una prioridad mundial. Sin embargo, la realidad es que existe poca disponibilidad de los recursos para conservar a las razas autóctonas, por una parte, y por otra están siendo reemplazadas por razas de animales convencionales altamente productivos, a pesar de poseer un alto valor genético, con aspectos bien desarrollados de rusticidad y resistencia a patógenos.

El aislamiento geográfico de más de 135 años hace suponer que los OMIS desarrollaron procesos de endogamia y selección natural que permitieron fijar características genéticas nuevas o ausentes respecto a los rebaños de ovinos actuales. De hecho, habitar la isla permitió el desarrollo de una nueva población autóctona de ovinos ferales con características de rusticidad y resistencia invaluables para los sistemas de producción ovina actuales.

Sin embargo, el proceso de adaptabilidad para los animales fue complicado, pasando por aspectos que tienen que ver con la poca disponibilidad de agua dulce y alimentos ricos en proteína, hasta soportar condiciones extremas típicas de un ambiente tropical con ciclones y tormentas anuales, así como temperaturas ambientales y humedades relativamente altas. Por lo tanto, registrar los datos climáticos puede ayudar a construir el índice de temperatura-humedad (ITH) y determinar estrés calórico (EC) ligero (72-81 U), moderado (82-91 U) y severo (>90 U) en los animales.

El uso de termómetros en forma de pistola con infrarrojo ayuda estimar también la temperatura de la piel de los animales a distancia. De manera que si la temperatura de la piel está por encima de 35°C, el animal se considera en EC. El uso de cámaras termográficas permite conocer las temperaturas de cualquier objeto, apoyando el desarrollo del conocimiento de los mecanismos de termorregulación en los animales de producción.

En un estudio reciente se reportó un ITH máximo de 90 U y EC severo en los animales, obteniendo 39 y 45 respiraciones por minuto (rpm) durante la mañana (AM); por la tarde (PM) 89 y 100 rpm en OMIS y ORP, respectivamente. Esto demuestra que los OMIS son más tolerantes a EC al reducir 13 y 11% el número de rpm durante AM y PM, respectivamente, con respecto a ORP. De hecho, los OMIS presentaron un incremento de 36% durante AM con respecto al valor normal de tasa respiratoria (25 rpm). La temperatura del costado derecho en OMIS durante PM en condiciones de ITH similares al anterior ejemplo, obtuvieron un grado centígrado menos que ORP, lo que sugiere una mayor digestibilidad y tasa de pasaje de los alimentos con mejores índices de productividad.

Adicionalmente, se ha demostrado que OMIS tienen mayor actividad reproductiva durante el año, es decir que las ovejas presentan ciclos estrales continuos, con tasas de fertilidad por arriba del 60% debido a la ausencia del fotoperiodo que, en condiciones fisiológicas normales, los ovinos de lana limitan su actividad reproductiva a ciertas épocas del año, donde la cantidad de horas luz del día es menor (otoño-invierno).

Finalmente, estudios concluyentes de zoometría en OMIS no indican una aptitud zootécnica definida de carne o leche, sin embargo, si se cruzan con ORP el fenotipo podría ser lechero, lo que significa que los OMIS presentan un biotipo totalmente nuevo, listo para continuar conservando y evaluando las características zoogenéticas y el potencial productivo.

*Catedrático de la Facultad de Medicina, Veterinaria y Zootecnia de la Universidad de Colima.

Print Friendly, PDF & Email
Etiquetas
Sin Comentarios

Deje su Comentarios