COLUMNA: Comentario Económico

Precios de garantía para el frijol, trigo, arroz y leche

Por José Manuel Orozco Plascencia*

En los próximos días, Andrés Manuel López Obrador (AMLO) presentará su Primer Informe de Gobierno al frente del Ejecutivo Federal, identificándose un acercamiento hacia las necesidades del campo mexicano, en particular a la gestión e implementación de tácticas que mejoren las condiciones económicas y de producción del sector agropecuario, tal es el caso del reimpulso del Programa de Precios de Garantía a Granos Básicos, política pública que funcionó en los setentas y ochentas, pero que se diluyó por posibles temas de corrupción en la compra-venta estatal de productos, así como por impactos generados por la puesta en marcha del Tratado de Libre Comercio con América del Norte (Tlcan), donde la balanza comercial agropecuaria ha registrado un comportamiento deficitario por décadas, originando problemas de abasto y competitividad en dicho sector ¿En qué consiste el Programa de Precios de Garantía? ¿Cuál es la apuesta de AMLO?

El Programa de Precios de Garantía inició el 18 de enero de 2019 en el Estado de Zacatecas, está adscrito a la nueva Agencia de Seguridad Alimentaria (Segalmex) que nace en el presente gobierno como parte de la fusión entre Diconsa y Liconsa, con el objeto de garantizar a los pequeños productores de granos un precio justo, que les permita seguir teniendo las condiciones favorables para su cultivo y su respectiva cosecha en ciclos posteriores. Segalmex cuenta con almacenes para comprar granos provenientes de agricultores nacionales, estableciéndose los siguientes montos: la tonelada de frijol se comprará en $14,500 pesos; el trigo panificable a $5,790 pesos; el arroz a $6,120; y la leche fresca a 8.20 pesos por litro a pequeños y medianos productores, destacándose que la población objetivo estará definida para quienes cuenten con un determinado número de hectáreas y de toneladas o litros de leche, según lo estipulado en las reglas de operación.

Los Precios de Garantía se unen a otros programas en apoyo al campo mexicano como el de Fertilizantes, Crédito Ganadero a la Palabra, Sembrando Vida y Abasto Rural, previéndose una política de distribución similar a los beneficios entregados a los grupos vulnerables, a través del otorgamiento directo de los estipendios. La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader, 2019) espera que con dicha acción se beneficien más de dos millones de productores, además de alcanzar la autosuficiencia de los cuatro cultivos básicos referidos (frijol, trigo, arroz y leche), rescatar al campo, terminar la desigualdad en el sistema productivo nacional y recuperar la productividad (Diconsa, 2019). Las dudas que existen con el subsidio de los precios de garantía es que fracasen, como ocurrió décadas atrás, resultando oportuna la inversión en tecnología (Molano, 2019) para mejorar la rentabilidad y el manejo acertado de alimentos desperdiciados en el país.

En conclusión, retomar la instauración de precios de garantía resultaría riesgoso para la Agencia Segalmex, ya que el mercado internacional de compra y venta de productos agrícolas es incierto, sin embargo, el programa se fortalece y protege con la creación de acciones alternas como la entrega de fertilizantes, maquinaria, cabezas de ganado y plantas, opciones con las que cuentan los productores que habitan en zonas marginadas para buscar aliviar su situación económica. Con el subsidio de precios de garantía, el gobierno asegura al productor que, ante una baja de los precios de mercado del frijol, trigo, arroz y leche, se le pagará un importe justo y sobreprotector, esperando que se expanda a otros cultivos básicos, que se considere la construcción de más centros de depósito, la inversión en tecnología, así como un seguimiento adecuado en el cumplimiento de las reglas de operación determinadas para entregar los apoyos.

*Presidente de la Asociación de Egresados de Economía FEUC-UCOL.

 

Print Friendly, PDF & Email
Sin Comentarios

Deje su Comentarios