El Comentario - Universidad de Colima

COLUMNA: Comentario Económico

Resultados de la Encuesta sobre Impacto Económico del Covid-19

Por José Manuel Orozco Plascencia

El Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI) aplicó, del 7 de mayo al 12 de junio de 2020, la Encuesta sobre el Impacto Económico Generado por COVID-19 en las Empresas (ECOVID-IE) 2020, a una muestra de 4,920 empresas, con el objeto de obtener información de las micro, pequeñas y medianas empresas (Pymes) y grandes establecimientos, con referencia a los temas de instrumentación de paros laborales o cierres temporales, afectaciones, recepción de atención y apoyos durante la contingencia, a las razones por la falta de otorgamiento de beneficios, a las políticas necesarias para su sustento, así como las expectativas de las firmas sobre los ingresos para los próximos seis meses. El periodo de levantamiento refleja una mirada de los resultados de la economía en el trimestre más severo de la crisis ocurrido de abril a junio de 2020, donde 59.6% de las empresas efectuó paros técnicos o cierres temporales.

En el contexto nacional, 46.7% de los establecimientos registraron un cierre o paro temporal por más de 21 días, afectando en mayor medida a las grandes empresas, ya que 68.1% experimentó la situación referida. Cabe destacar que 92.0% y 87.4% de las microempresas y Pymes vieron reflejados una disminución de sus ingresos; además de que para 73.0% y 71.2% de dichos tamaños de empresas, se redujo la demanda. La escasez de insumos y productos representó un problema para un tercio de este tipo de sociedades. Se destaca que 22.3% y 41.8% de las grandes empresas disminuyeron personal, y remuneraciones y prestaciones, respectivamente. Asimismo, 7.8% del total de las empresas recibió estipendio, sobresaliendo que 91.4% de las microempresas captó estímulos del gobierno y solo 6.0% de las cámaras empresariales, contra 38.6% de las grandes empresas.

Con relación a los apoyos recibidos, 57.3% de las microempresas y 32.2% de las Pymes, lo atrajeron a través de transferencias en efectivo. De la misma manera, 27.2% de la Pymes presentó aplazamiento a pagos de créditos, por un 20.4% de las grandes y 10.2% de las microempresas. Los menores soportes, se dieron en acceso a créditos nuevos y aplazamientos de pagos por servicios, donde en promedio menos del 10% de los tres tamaños de empresas fueron objeto de tales apremios. Despuntan las cifras de apoyos fiscales y subsidios a la nómina, ya que más de la mitad de las empresas grandes y una de cada cuatro Pymes adoptaron este tipo de beneficio, del que fue casi inexistente para las microempresas. Se detectó que, en abril de 2020, más de una tercera parte del total de empresas no tenía conocimiento de las ayudas otorgadas, mientras que para menos del 20% de microempresas y Pymes, solicitar sustento era demasiado complicado o no lo requirieron. Por su parte, 21.6% y 26.1% de las grandes empresas no cumplió con los requisitos o no fue necesario demandarlo.

Finalmente, 60.2% de las empresas instrumentó diversas acciones operativas, por ejemplo 46.8 y 34.5% de las microempresas ejecutaron entregas a domicilios o promociones especiales; 94.7% de las grandes empresas trabajo desde casa, menos del 30, 20 y 10% de todo tipo de empresas llevó a cabo ventas por internet, crédito por emergencia o la oferta de nuevos productos o servicios, respectivamente. Con respecto a las expectativas de las empresas sobre los ingresos para los próximos seis meses, en un escenario pesimista, para más del 70% de los tres tamaños de empresas van a caer sus entradas, mientras que, en uno optimista, menos del 30% percibe que se elevaran. En conclusión, resulta relevante que las microempresas reciban el mismo soporte de las grandes empresas, tanto de las cámaras empresariales como de estímulos fiscales a la nómina.

Print Friendly, PDF & Email
Etiquetas