Columna: Cotidianidad

No envidies, ten tu propio camino

Por: Karla Aliset Morfin Arredondo

¿Por qué me va tan mal en la vida?, ¿por qué no puedo lograr una vida exitosa como la de los demás?

Cuestionamos por lo que falta, envidiamos por lo que no tenemos, enfocamos nuestra mirada en el éxito del resto, que dejamos de lado nuestro propio camino. Cada persona tiene su propio camino, caminos con piedras, con espinas, con flores y excelentes paisajes, días increíbles y otros que desearíamos que no iniciaran por el daño que producen.

Seguimos caminos de otros, admiramos logros de otros, queremos la vida de otros que olvidamos que cada uno tiene su propio destino, un rumbo que nos conducirá a resultados distintos.

No hay envidia buena ni mala, porque ambas dirigen al mismo sentimiento. No puedes vivir con la envidia por lo que no tienes, no envenenes tu alma. Sigue tu propio camino, no sigas el de los demás. Céntrate en tu propio camino, no te distraigas. Fabrica tu propio rumbo, no transites el camino ajeno.

Print Friendly, PDF & Email
Sin Comentarios

Deje su Comentarios