El Comentario - Universidad de Colima

COLUMNA: Cotidianidad

Dale vuelta a la hoja

Por Karla Aliset Morfin Arredondo

Curiosamente somos nuestros jueces más críticos. Nos obligamos a cargar con la falla de ese fracaso durante muchos años y algunas veces durante toda la vida. Si la sociedad fuera consiente del gran daño que genera esa actitud, eliminaríamos por siempre esa mala costumbre, porque eres más que tus errores.

Empieza hablar de ti destacando lo positivo. Deja de juzgarte a partir de tus cualidades y experiencias negativas. Deja de reprocharte por aquello que no fue. Es entonces cuando yo te pregunto: ¿cómo es que te quieres sentir mejor, si te enfocas solo en lo malo? Deja de identificarte solo por las glorias y éxitos que has tenido a lo largo de la vida.

Eres más que tus errores, eres más que la relación de pareja que nunca funcionó, eres más que aquel empleo en el que fuiste rechazado o aquel otro del que te despidieron; eres más que las amistades que perdiste, que los miedos que aún no logras superar. No eres lo que los demás piensen de ti. Eres más que el examen que reprobaste, que el daño que permitiste que te hicieran.

El pasado solo fue un aprendizaje, pero no una sentencia de vida. Evita identificarte con base en sucesos externos. Cada error es un escalón hacia el éxito. Cuando te amas te aceptas sin condiciones. Eres increíble, nunca lo olvides. El cambio es parte del camino y no hay nada más humano que equivocarnos. No permitas que un error te marque de por vida.

 

Las opiniones expresadas en este texto periodístico de opinión, son responsabilidad exclusiva del autor y no son atribuibles a El Comentario.

Print Friendly, PDF & Email