Opinión

COLUMNA: Cotidianidad

Dejar ir

Por Karla Aliset Morfin Arredondo

Dejar ir no es decir adiós, dejar ir es una fiesta de bienvenida para lo nuevo que llegará a tu vida, quizás trayéndote algo mejor. Dejar ir no significa darse por vencido, sino aceptar que hay cosas que no pueden ser.

Claro que cuesta soltar aquello que amamos, duele sentir que ya no somos amados, pero en el dolor estamos creciendo y madurando y si aprendemos a soltar, estamos dejando atrás una parte de nuestra historia y empezamos a abrirnos a lo diferente, a lo desconocido. Dejar ir es la clave.

Lo que no dejas ir, lo cargar. Lo que cargas te pesa y lo que pesa te hunde. Hoy practica el arte de soltar, perdonar y dejar ir. Deja ir todo aquello que ya se fue.

Alégrate por las cosas que vas a dejar ir porque son las cosas que no te dejan avanzar. Deja ir todo aquello que no te deja crecer.

Las opiniones expresadas en este texto periodístico de opinión, son responsabilidad exclusiva del autor y no son atribuibles a El Comentario.

Print Friendly, PDF & Email
Mira también
Cerrar
Botón volver arriba