COLUMNA: Educación en pandemia

Silueta y perfil del estudiante: el bachiller, una mirada desde México

Caracterizar a los estudiantes mexicanos que cursan estudios de nivel medio superior no es una tarea sencilla. Los diversos contextos sociales, culturales y económicos a los que pertenecen los alumnos de dicho nivel educativo dificultan realizar un perfil claro y válido que represente a toda esa generación. Podría ser tan compleja la tarea, que hasta en un estado pequeño de nuestra nación, como lo es el nuestro, habría diferencias significativas que no sólo se circunscriben al aspecto económico, sino también al aspecto social, familiar y cultural que moldean muchos de los rasgos del bachiller.

 

Por lo anterior, la Subsecretaría de Educación Media Superior (SEMS) y la Coordinación Sectorial de Desarrollo Académico (COSDAC), en 2019 aplicaron la “Encuesta perfil de alumnos de educación media superior” con la finalidad de elaborar un diagnóstico de la población estudiantil que permita diseñar políticas públicas que favorezcan la continuidad académica.

 

Entre los principales resultados encontrados fueron que actualmente se encuentran cursando sus estudios de media superior 5,608,220 de estudiantes, de los cuales el 50.87% son mujeres y el 49.13% son hombres. Referente al contexto de los estudiantes, aproximadamente 7 de cada 10 se dedican solamente a estudiar, 2 de 10 estudian y trabajan y 1 estudia y trabaja esporádicamente. Haciendo un desagregado por sexo, encontramos que los alumnos que estudian y trabajan: el 62% representa a estudiantes del sexo masculino, mientras que las mujeres simbolizan el 38%.

 

Referente a condiciones o discapacidades, el 60.77% de los alumnos presentan dificultad en su visibilidad, el 18.57% tiene obesidad, el 2.5% tiene algún problema para caminar y el 1.68% tiene anorexia o bulimia. Un elemento importante para analizar es que una gran mayoría de los alumnos encuestados manifestaron tener problemas visuales, lo que claramente les dificulta aprender de manera correcta y más si las clases son visuales.  Siguiendo con el tema de la salud, el 49.98% de estudiantes cuenta con Seguro Social y 31.21% con Seguro Popular.

 

En cuanto a la alimentación, el 59.25% de los alumnos manifestaron que sí desayunan o comen antes de llegar a la escuela, pero un 40.74% reportaron que no. Llama poderosamente la atención que muchos alumnos no se alimentan como deberían, lo que evidentemente afecta en su rendimiento académico. En relación al tiempo de descanso, 6 de cada de alumnos reportaron dormir entre 5 y 7 horas, lo que representa menos del mínimo tiempo que se considera normal para descansar adecuadamente.

 

En relación a la expectativa de los estudiantes sobre su educación en un futuro: 34.85% señala que espera tener un buen trabajo, el 18.16% ganar dinero, el 16.4% obtener y/o generar conocimientos; el 12.34% generar un cambio favorable en su entorno, 3.82% salir de la pobreza, 1.67% obtener prestigio y 0.48% no lo ha pensado. El restante, 12.28% no contestó.

 

Otros aspectos importantes que se abordan en la encuesta es: qué tan importante es la escuela, la familia y el trabajo para la vida de los estudiantes. También se indaga a quiénes recurren cuando tienen problemas, sus actividades cotidianas, gustos y preferencias. Asimismo, se hace un análisis exhaustivo del contexto familiar, escolar y social, que a cualquier persona interesada en el nivel medio superior le recomendamos consultar y analizar con detenimiento.

 

Sin duda los resultados nos muestran un panorama desafiante y complejo. Los estudiantes del nivel medio superior en México se ubican entre los 15 y 18 años de edad: adolescencia media y comienzos de la juventud según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Pues es en esta edad en la que empiezan a tomar decisiones importantes en sus vidas: algunos estudian, otros estudian – trabajan o simplemente trabajan para el sostenimiento propio y el de su familia, con ello, la educación media superior se vuelve el eslabón más débil en la cadena educativa. Desde nuestra trinchera como docentes tenemos un desafío aún mayor: la pandemia. Esperemos el análisis y los números de ingreso y aprovechamiento escolar en este nivel educativo que al parecer no serán positivos.

 

 

Escrito por: Hesed Cisneros, Hugo López, Saúl Gutiérrez, Elmer Rodríguez y Gabriel Bravo académicos en el Nivel Medio Superior dentro de la Universidad de Colima.

Print Friendly, PDF & Email
Etiquetas
Sin Comentarios

Deje su Comentarios